Recetas de cócteles, licores y bares locales

Google Nose te permite buscar aromas, a qué huele el chocolate derretido

Google Nose te permite buscar aromas, a qué huele el chocolate derretido


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Buscaríamos 'galletas recién horneadas' cada 30 minutos

A veces, nos gustaría poder buscar a qué huele la mantequilla marrón, o tal vez una especia desconocida en una nueva receta. Naturalmente, Google tiene una herramienta para eso (o no).

En la última broma de April Fools de Google, el equipo ha lanzado una vista previa de Google Nose, beta. "Volviendo a tus sentidos: ve más allá de escribir, hablar y tocar para una nueva notación de sensación", dice su página de promoción. ¿Con Google Aromabase con 15 millones de scentibytes, y cuando tienes miedo de probar los aromas? "No preguntes, no hueles: para cuando desconfías de tu consulta, SafeSearch incluido".

Esta no es la primera vez que los aromas electrónicos han sido el corazón de algunas bromas de April Fools; en 2008, un ingeniero de software escribió un comunicado de prensa simulado para raspa y huele Google Books, para títulos como "El compañero del queso" y "La ciencia del chocolate".

Mira la promoción a continuación para reírte un poco, luego imagina las posibilidades. ¿No estás seguro de cuándo la mantequilla se dora con ese olor tostado a nuez? Pregunte a la Búsqueda de Google. ¿Necesitas un estímulo rápido? Busque "galletas con chispas de chocolate frescas". ¿Necesitas una llamada de atención? Busque "café recién hecho" o tal vez "ralladura de limón". Imagínese las posibilidades de redacciones sobre quesos y vinos. Estamos abajo. Haz que suceda, broma de April Fool o no.


Cómo probar el chocolate como un conocedor

Esta es una información deliciosa que te ayudará a apreciar cada bocado.

Lo entendemos: a veces, cuando hay una barra de chocolate alrededor, puedes ayudarla. Tu Augustus Gloop interior sale y lo engulle en cuestión de minutos. Pero hay algo que decir sobre la alimentación consciente, es decir, adoptar un enfoque similar al que podría probar con el vino o el queso. Probar chocolate, probarlo de verdad, puede ser una experiencia maravillosa y también una herramienta de descubrimiento. Puede ayudarlo a comprender los matices entre tipos similares de chocolates, e incluso podría convertirlo en un esnob del chocolate (la vida y el aposito son demasiado cortos para comer chocolate malo, ¿verdad?).


Los ingredientes de estas galletas son tan básicos como los básicos para las galletas. Para hacer estas cookies, necesitará:

  • harina para todo uso
  • azúcar granulada
  • cacao en polvo oscuro sin azúcar
  • bicarbonato de sodio
  • sal
  • mantequilla sin sal
  • Leche
  • vainilla

Si tiene una harina sin gluten que le gustaría usar para hornear, estoy seguro de que también funcionaría bien aquí.


Alternativas más seguras

Hay formas más seguras de oler el aire. Aquí hay algunas sugerencias:

Usa aceites esenciales. Los aceites esenciales se pueden colocar en un difusor ultrasónico para crear un aroma maravilloso.

Tenga cuidado, muchas marcas que aparecen en las tiendas hoy en día están adulteradas con productos químicos.

Hierva a fuego lento las especias. Coloque especias como canela en rama, clavo y nuez moscada en una olla pequeña de agua en la estufa y cocine a fuego lento.

Crea un popurrí. Use flores secas, hierbas, cáscaras de frutas y especias para hacer popurrí. Hay muchas recetas de bricolaje & # 8211 ¡solo google!


Receta de bomba de baño natural

Las bombas de baño también pueden usar recetas naturales para un efecto natural en su piel. Es muy fácil de hacer, no tóxico y rápido.

Las bombas de baño solo tardan unos segundos en producirse, por lo que es importante tener los ingredientes a mano antes de comenzar. La mayoría de los ingredientes son comunes en muchos hogares, así que asegúrese de que estén disponibles:

  • Bicarbonato de sodio & # 8211 la base de esta receta. Combinado con ácido cítrico provoca la acción efervescente.
  • Ácido cítrico & # 8211 el ingrediente más raro en esta receta que muchos no tienen (usted & # 8217 tendrá que comprar algunos). La reacción efervescente es como nadar en champán.
  • Maicena nos da la sensación sedosa que todos amamos en las bombas de baño. En esta receta, normalmente usamos almidón de maíz orgánico en polvo. El arrurruz funciona también, pero no proporciona un producto final tan sedoso.
  • Aceite, sal y líquido. & # 8211 Estos son todos muy flexibles y puede elegir cualquier combinación.
  • Oil & # 8211 elige un básico aceite de oliva, aceite de almendras o aceite de coco.
  • Sal & # 8211 se adhiere a la sal básica o agregue sal de Epsom u otra opción de sal favorita.
  • Líquidoagua simple funciona, pero el hamamelis a base de hierbas también es útil para suavizar la piel.
  • Agregar aromas y colores con aditivos naturales, colorantes y aceites esenciales.

Cuánto de las cosas necesitarás (las proporciones):

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de ácido cítrico
  • 3/4 taza de maicena
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 cucharadas de agua (puede que necesite más si es necesario)
  • aditivos naturales por elección

Cómo se hace:

  1. Mezclar los aceites con bicarbonato de sodio.
  2. Mezcle los ingredientes duros con ácido cítrico y la mezcla anterior.
  3. Mézclelo todo junto agregando agua (la botella con atomizador ayuda)
  4. Mézclelo todo bien con las manos (con guantes) hasta que la mezcla se mantenga unida y no se deshaga.
  5. Agréguelo a las formas (como las formas de muffin engrasado)
  6. Déjelo reposar durante 24-48 hasta que se endurezca por completo.

Debería utilizar estas bombas de baño en dos semanas.


Elegir las mejores velas perfumadas & # 8211 La guía de compra definitiva

Todos sabemos cómo el olor puede afectar nuestro estado de ánimo y percepción. Es una de las razones por las que las velas perfumadas son tan populares. A menudo los usamos para ayudarnos a eliminar el estrés en la comodidad de nuestro hogar. De hecho, se ha demostrado científicamente que ciertos aromas reducen la tensión muscular inducida por el estrés. Las velas aromáticas encendidas pueden ayudar a evocar recuerdos de tiempos más felices, aumentar la concentración y la productividad e incluso promover la atracción sexual.

Obviamente, ya está lo suficientemente convencido como para ir a comprarse algunas velas porque ya está leyendo esta guía. Pero debido a que hay tantas marcas para elegir y numerosos aromas, es bastante fácil sentirse abrumado. Entonces, ¿cómo se navega por el mundo de las velas perfumadas / con olor? Hemos recopilado consejos y trucos de diferentes expertos en velas para ayudarte a encontrar el aroma perfecto para ti, además de un poco de Candle 101 para que no te quedes en la oscuridad acerca de las mechas, la cera y mucho más.

Tipos de cera

Para la mayoría de nosotros, la cera es solo cera. Pero las velas se pueden fabricar con diferentes tipos de cera.

Cera de soja

La cera de soja está hecha de aceite de soja. Es biodegradable y sostenible, por lo que es la elección perfecta para quienes son conscientes del medio ambiente. También se quema durante más tiempo, de forma más limpia y uniforme que otros tipos de cera (más sobre esto más adelante). Sin embargo, dado que la cera de soja es demasiado blanda, por lo general se venden en envases de vidrio. Es posible que no encuentre alguno que se ajuste a su candelabro (si ya tiene uno). Algunas velas son una mezcla de cera de soja y parafina para hacerlas más duras.

Cera parafina

Por lo general, no se usa en velas de lujo, aunque se usa para hacer velas perfumadas. Es el material menos costoso, pero también tiende a quemarse mucho más rápido. Algunas velas de parafina tienen otros ingredientes mezclados, como cyber, para ayudar a que la vela se queme por más tiempo. Debes tener en cuenta que produce más hollín en comparación con otros tipos de cera. También se ha dicho que la cera de parafina emite sustancias químicas tóxicas como el benceno. Además, la parafina es un alérgeno para algunas personas.

Cera de abejas

La cera de abejas no se usa mucho en velas perfumadas porque ya tiene un aroma parecido a la miel que no se mezcla bien con otras fragancias. Cuando se encienden, las velas de cera de abejas emiten un hermoso brillo cálido que hace que sea innecesario teñirlas. Se quema más lento y no gotea, lo que lo convierte en el material más caro para velas.

Cera vegetal

Esta cera es similar a la cera de soja tanto en consistencia como en apariencia. Elaborado a partir de aceite vegetal hidrogenado, es una alternativa sostenible a la cera de parafina. Esta cera tiene un color muy lujoso. En comparación con la cera de parafina, este material tiene menos probabilidades de formar hollín. Sin embargo, la cera de parafina tiene un mejor olor. El lanzamiento de aroma, en caso de que no lo supiera, indica hasta qué punto se dispersa la fragancia de la vela.

Olor

El olor es algo muy personal. Está vinculado a nuestros recuerdos y emociones. Lo que percibimos como delicioso, dulce o acogedor puede oler nauseabundo o desencadenar emociones / recuerdos negativos en los demás. Como alguien dijo una vez, la belleza está en la nariz del espectador. Dicho esto, si no está seguro de por dónde empezar, los expertos recomiendan que se pregunte qué aromas le hacen feliz.

A partir de ahí, puede consultar las diferentes familias de fragancias para descubrir qué otras fragancias tienen una mayor probabilidad de adaptarse a usted. Puedes elegir fragancias afrutadas porque te recuerdan las vacaciones de verano. Si le gusta el olor a sándalo, también le pueden gustar otras fragancias arboladas como el cedro, el musgo y el pachulí. La familia de fragancias picantes incluye canela, jengibre, nuez moscada y azafrán. También puedes elegir aromas según tu estado de ánimo o la vibra que quieras proyectar.

Si desea sentirse revitalizado, puede elegir naranja, menta, limón y pomelo. Para serenidad, elija aromas que contengan extractos de bambú, vainilla y lavanda. El chocolate, el ámbar y el pachulí son excelentes para ayudar a crear el ambiente para un poco de romance, mientras que la bergamota y la manzanilla ayudan a crear una atmósfera reconstituyente.

Tamaño y forma

Las velas aromáticas vienen en una variedad de formas y tamaños. Lo que elija dependerá de su preferencia y espacio. Obviamente, una habitación pequeña solo necesitará una vela pequeña, mientras que una habitación grande necesitará una grande. Sin embargo, la preferencia seguirá reinando aquí.

Nuestra única recomendación es intentar comprar velas pequeñas para aromas que nunca has probado. De esta manera, puede probar el aroma y el rendimiento de la vela (lanzamiento de aroma, captura, velocidad de combustión, etc.) antes de comprometerse con un precio más alto y una vela más grande.

Mechas

Sí, el aroma de una vela aromática será el aspecto más importante del producto que compre. Pero las mechas siempre importan. Una mecha de calidad es aquella hecha de algodón o lino que se quema uniformemente y produce un olor fuerte.

Quemar tiempo

Esto significa lo que dice. El tiempo de combustión es la cantidad de tiempo que se quema la vela. Obviamente, desea que su dinero valga la pena. ¿Por qué gastar tanto dinero en una vela que sólo durará poco tiempo, verdad? Ahora, el tiempo de combustión de una vela se ve afectado por varias cosas, como los ingredientes utilizados para crear la cera, la calidad de la mecha y la concentración de la fragancia.

Si no se colocó una mecha en una buena posición, la vela puede arder de manera desigual. La mecha puede obstruirse si se usaron demasiados aditivos para hacer la vela. Por supuesto, el tamaño de la vela también afecta el tiempo de combustión. Además, el cuidado y mantenimiento adecuados de una vela puede prolongar su tiempo de combustión.

Ah, y aquí hay un consejo más: experimente hasta que encuentre los aromas que se adapten a su espacio. Puedes mezclar dos o más aromas juntos. Y una vez que encuentre los aromas adecuados para usted, quédese con ellos. Con el tiempo, se convertirá en su aroma característico & # 8211, algo que siempre le recordará a sus familiares y amigos a usted y a su hogar.


Color: Rubio, negro, castaño, sangre de buey: cada chocolate negro tiene su propio color. Un marrón más oscuro puede indicar un tueste más largo o un tueste a temperatura más alta. El color de la barra también es un reflejo del tipo de grano de cacao utilizado. Lo mismo ocurre con las barras de chocolate con leche artesanales, pero los colores aquí se ven afectados por la cantidad de leche en polvo utilizada en la mezcla.

Terminar: El espejo de la barra, ese acabado brillante o mate que te informa sobre el estado de la barra y la sensación en boca de ese estilo de chocolate. El color y la textura deben ser uniformes. Si el chocolate está opaco con manchas y / o rayas grisáceas, es posible que haya florecido. Almacenar chocolate a temperaturas incorrectas (por encima de 70 grados) puede crear azúcar y / o floración de grasa. El chocolate florecido es comestible, pero no muy bonito ni sabroso.

Rompe tu barra. ¿Qué tan duro, qué suave? El chasquido es una especie de sensación-sonido, un momento en el tiempo en el que sus oídos y los motores afinados de los músculos de sus dedos le brindan una inmensa cantidad de información sobre cuán homogéneamente entrelazados están los cristales de manteca de cacao, cuán finamente molido es el tamaño de partícula de la sólidos de cacao. El chasquido le enseñará cómo se comportará el chocolate en su boca. Y el chasquido de un buen chocolate es un sonido encantador que oscila entre el tranquilizador y sólido golpe de la puerta de un Mercedes Benz y el pequeño crujido de una capa de hielo en un estanque helado.

Levante el chocolate recién roto hasta la nariz y disfrute de todo el aroma del chocolate. ¿Qué le viene a la nariz y a la mente antes de que se lo lleve a la boca? El chocolate puede oler afrutado, a nuez, ahumado, amargo, picante, terroso / vegetal, floral y más.


Cata de chocolate

Al igual que los expertos en vino, los chocolateros profesionales y los conocedores utilizan un procedimiento simple pero sistemático para desbloquear todos los matices en un bocado de chocolate.

Con algunos consejos y trucos, puede aprender a probar el chocolate como un profesional, simplemente reduciendo la velocidad, saboreando y enfocando su atención en el sabor y la textura. Te sorprenderá lo que descubras.

Cómo probar y apreciar el chocolate

Si bien nuestras pautas pueden mejorar su experiencia, no existe una forma "correcta o incorrecta" de probar el chocolate. Recuerda, el mejor chocolate es el que más te gusta. No hay dos personas que perciban el aroma o el sabor de los sabores exactamente de la misma manera, e incluso la textura puede diferir de un paladar a otro. Su paladar de chocolate individual evoluciona y se agudiza con el tiempo con la experiencia. Al probar, busque, observe y describa lo que le agrada en los chocolates que prueba, así como lo que le resulta menos atractivo de un chocolate específico.

Siga leyendo para conocer los conocimientos de los expertos sobre cómo emprender un viaje de descubrimiento culinario.

Cómo empezar

Los catadores profesionales suelen probar un tipo de chocolate a la vez, centrándose en el chocolate con leche, el chocolate agridulce o el chocolate blanco, idealmente probando no más de seis muestras de una sola vez. Siéntase libre de establecer sus propias reglas y concéntrese en los chocolates de un solo fabricante, o de varios, que prueben diferentes tipos de chocolate, o de un tipo a la vez.

Crea un espacio agradable para degustar sin demasiadas distracciones sensoriales. Limite el ruido, las luces brillantes y los olores fuertes para que sus sentidos se llenen de aromas, matices de sabor y texturas variadas en el chocolate que prueba. Rompa o corte el chocolate en trozos pequeños para probarlos, ofrezca agua y galletas sin sabor para limpiar el paladar y proporcione papel y bolígrafos o lápices para tomar notas.

Qué notar

¿De qué color es el chocolate? ¿Es brillante, mate, oscuro, claro? Lleva el chocolate a tu nariz e inhala profundamente. ¿Qué aromas recoges? Rompe el trozo de chocolate por la mitad. ¿Se rompe? ¿Cómo se siente el chocolate cuando se derrite en la lengua: cremoso, aterciopelado o tiza? Finalmente, ¿a qué sabe?

Comemos con los ojos. La apariencia es parte del placer y la atracción inicial del chocolate, pero no es en sí misma una medida de calidad. El color del chocolate varía. Puede ser marfil, dorado, tonos de marrón cobrizo, rojizo intenso o marrón carbón dependiendo del tipo de chocolate, el porcentaje de cacao en el chocolate, la presencia y cantidad de leche o crema, y ​​la fuente de los granos de donde el chocolate estaba hecho.

Un brillo atractivo en la superficie del chocolate con un grano fino y apretado y un color uniforme en los bordes cortados o rotos indica que el chocolate estaba bien templado y adecuadamente enfriado y almacenado. Las muestras raspadas o raspadas no son necesariamente de mala calidad, pero son menos agradables a la vista.

Oler

Al igual que con el vino, algunas de las primeras pistas sobre el sabor se encuentran en la nariz. Antes incluso de probar, frote el trozo de chocolate con el pulgar para calentar y liberar su aroma. Sostén el chocolate contra tu nariz con las manos ahuecadas, como una copa de brandy, para capturar y mantener el aroma cerca. Huela o respire lentamente. Al principio, el chocolate puede oler simplemente a "chocolate". Pero al comparar una pieza con otra, notará diferencias generales en riqueza, intensidad, dulzura y terrenalidad. Aprenderá notas más bajas y notas más altas. El aroma de algunos chocolates es tenue, mientras que el de otros es intenso. A continuación, puede detectar diferencias aún más específicas.

Los chocolates con leche a menudo desprenden aromas a leche o crema, o caramelo o malta. Los aromas de chocolate negro pueden caracterizarse por nueces tostadas, café tostado, frutos secos o vino. Algunos chocolates tienen cualidades florales o afrutadas, otros huelen más a tostado o nuez. Al igual que con el sabor, cada marca de chocolate tiene un aroma característico. Esto proviene de la mezcla o selección de frijoles y su calidad, así como de los métodos de tostado y conchado del fabricante. No hay fin para las notas específicas que puede aprender con la práctica y no hay límite para las palabras que puede usar para describirlas.

Los catadores serios son expertos en extraer de su propia experiencia y memoria, eligiendo las palabras en consecuencia para describir lo que huelen y saborean. ¡Práctica!

Encajalo

La textura es muy importante para la experiencia del chocolate. Una textura suave y cremosa que se derrite en la boca es tan seductora que muchas personas están más influenciadas por la textura que por el sabor.

¡Empiece por escuchar el chasquido! Es la primera pista para la textura. Snap es la sensación y el sonido de un trozo de chocolate cuando lo rompes o muerdes por primera vez. El chasquido es más fácil de apreciar en una barra delgada que en un grueso trozo de chocolate. El chasquido es una función de la cantidad y calidad de la manteca de cacao en el chocolate, qué tan finamente molidas están las partículas de chocolate y qué tan bien se atempera el chocolate.

Las barras de chocolate blanco y con leche tienen un chasquido más suave que el chocolate oscuro o semidulce porque su contenido de grasa de leche y mantequilla las hace naturalmente más suaves.

Saborea el derretimiento

La sensación en boca es otra palabra para textura. Después de mirar, oler y romper, coloque el chocolate en su boca. Pero, resista la tentación de masticar y comer. En su lugar, sostenga el chocolate contra el paladar y pase la lengua por el fondo, notando primero cómo se derrite y luego cómo se siente. ¿Se derrite fácilmente y se siente liso y cremoso, o grasiento y baboso? Quizás resiste derretirse y parece duro o de cera? Se siente granoso o arenoso, en polvo, duro, o el secado?

No hay dos paladares que tengan la misma percepción de estas texturas. incluso es posible que el mismo trozo de chocolate parezca liso y sedoso a un catador y seco y en polvo al siguiente!

Si el trozo de chocolate se ha derretido por completo, tome otro trozo para que ahora pueda notar cómo se siente el chocolate al masticar. Lo es pegajoso, pegajoso, como un pastel, fudgy, de disolución rápida, etc.?

Gusto

El sabor es el último criterio de calidad en el chocolate. Debido a que la textura distrae tanto, algunos catadores se centran primero en el sabor, antes de considerar la textura. De cualquier manera, el sabor comienza a llenar tu boca desde el momento en que el chocolate comienza a derretirse en tu lengua.

Al principio, es tan placentero probar el chocolate que puede ser difícil concentrarse en los detalles del sabor. Al igual que con el aroma, su primera percepción puede describirse simplemente como "chocolatada" o incluso simplemente "deliciosa". Cuando empiece a concentrarse, observe varias cosas:

¿El sabor se manifiesta de forma rápida o lenta?

¿El sabor aumenta y alcanza su punto máximo o permanece constante?

¿El sabor cambia de carácter desde el principio hasta la mitad y el final?

¿Cuánto tiempo dura el sabor en tu boca? Los catadores profesionales de chocolate a menudo buscan un "final largo. " Este es simplemente un sabor que dura mucho tiempo en la boca.

Describir el sabor es el aspecto más divertido y desafiante de la degustación de chocolate. Todo el mundo mejora con la práctica.

¿Quieres ampliar tu experiencia? Emparejarlo

Los sabores complejos en el chocolate solo aumentan cuando se combinan con vino, cerveza, café, té, queso, frutas secas, bocadillos salados y nueces. ¡El único límite para lo que hace una gran pareja es tu imaginación!


ERICA BAUERMEISTER

Muchos lectores han escrito y solicitado recetas. Aunque a menudo me he preguntado qué pensaría Lillian, me divertí mucho publicando recetas como publicaciones de invitados en blogs de Internet y ahora las estoy recopilando aquí. Espero que los utilice como trampolín, como el comienzo de su propio proceso de experimentación. Cambie los ingredientes y las cantidades según le indique su nariz y su paladar. Confía en ti mismo y en la comida. Divertirse. Lillian aprobaría eso, lo sé.

Salsa de pasta de Tom
(originalmente una publicación invitada en Books on the Brain, lisamm.wordpress.com)

La idea de The School of Essential Ingredients surgió de una clase de cocina que tomé en Seattle, pero el enfoque que Lillian, la chef / maestra de la novela, tiene hacia la comida provino de mi experiencia de vivir en Italia durante dos años. Mientras estuve allí, aprendí a ver la comida como una conversación entre ingredientes en lugar de un conjunto de reglas que debía seguir. Al principio, ese diálogo entre ingredientes se sentía como si también fuera en un idioma extranjero junto con el italiano, pero con el tiempo aprendí a relajarme, a sumergirme en los sabores y texturas de los ingredientes, a preocuparme menos por usar recetas. . En resumen, aprendí a jugar con mi comida.
Y lo que aprendí es que cocinar es una actividad muy indulgente. Cambiar un ingrediente por otro es un acto creativo, no destructivo. Salir de detrás de la pared protectora de una receta nos permite tener un contacto más cercano con la comida en sí. Pensar en una receta como el comienzo de una conversación abre infinitas posibilidades.
Ofrezco la siguiente receta con la esperanza de que se sienta invitado / dirigido / inspirado a experimentar. ¿Qué pasaría, por ejemplo, si rallaras un poco de piel de naranja en tu salsa? ¿O usó salchicha de pollo o cordero molido con un poco de romero fresco? ¿Cómo podrían afectar esas explosiones de creatividad la vida de alguien a quien amas?

Nota: Para obtener mejores resultados, use los cubos de caldo de pollo blandos extra grandes de Knorr.

Tritura los tomates enteros en un robot de cocina o córtalos finamente a mano.
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cubo de caldo de pollo blando extra grande (ver nota)
1 taza de cebolla picada
2 dientes de ajo grandes, picados
1 libra de salchicha italiana molida
1/4 taza de leche
1/4 taza de vino tinto
1 lata de 28 onzas de tomates enteros, escurridos y triturados (ver nota)
1 taza de salsa de tomate (más si quieres)
Sal y pimienta

1 libra de pasta penne
Queso parmesano rallado (opcional)
1. En una sartén grande, caliente el aceite de oliva a fuego medio-bajo hasta que se formen burbujas. Triture el medio cubo de caldo en el aceite y mezcle bien. Agrega la cebolla y sofríe por 2 minutos. Agregue el ajo y saltee hasta que esté transparente.

2. Agregue la salchicha molida, aumente el fuego a medio y cocine hasta que la carne ya no esté rosada. Agregue la leche y cocine a fuego lento hasta que se absorba. (No se preocupe si se ve extraño al principio, la leche suavizará el vino y hará una salsa deliciosa y deliciosa). Agregue el vino, reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento hasta que el vino se absorba. Agregue tomates triturados, salsa de tomate y sal y pimienta al gusto. Llevar a ebullición a fuego alto.

3. Reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento durante 1-3 horas, cubierto si desea una salsa rica, pero un poco más fina, sin tapar si desea una salsa más espesa y el olor vaga por su casa.

4. Ponga a hervir una olla grande de agua. Cocine la pasta penne de acuerdo con las instrucciones del paquete, hasta que esté al dente. Escurra la pasta y colóquela en un tazón grande para servir. Sirva la salsa sobre la parte superior de la pasta con queso parmesano rallado si lo desea, y sirva inmediatamente.
Rendimiento: 6-8 porciones

Pastel blanco de Carl
(originalmente una publicación de invitado en Bookingmama.blogspot.com)

Cuando escribía The School of Essential Ingredients, mi idea era combinar a cada personaje con un alimento que los ayudara a evocar un recuerdo, estimular un cambio de vida y sanar un dolor. A veces, esta combinación era obvia, fácil, pero durante mucho tiempo no supe cuál debería ser la comida de Carl. Probé pan, tortillas, sal, nada encajaba. Y luego pensé en el pastel y escuché el clic, el sonido en tu cabeza que te permite saber que has reunido las piezas correctas en una obra de ficción.

El único problema fue que en ese momento fácilmente podría haber ganado un premio como el peor pastelero del mundo. En ese sentido, Helen y yo éramos almas gemelas. Tengo una cuñada que hace pasteles extraordinarios, elevados, ligeros y esculturales en su decoración, pero los míos se parecían más a esas tarjetas garabateadas que te da un niño pequeño, llenas de amor pero dignas de vergüenza en la producción.

Pero Carl necesitaba un pastel, y uno blanco, cuando todos en mi familia son fanáticos del chocolate, así que tuve que resolverlo. En el proceso aprendí química, paciencia y magia. Y si puedo decirlo, este pastel está delicioso. Incluso los amantes del chocolate estuvieron de acuerdo.

Incluyo la receta a continuación, pero Lillian quiere asegurarse de que le diga que debe meterse con ella. Si está en un club de lectura, considere probar esto para su próxima reunión & # 8230.

2 2/3 tazas de harina para pastel tamizada
3 cucharaditas de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal

3/4 taza de mantequilla sin sal (temperatura ambiente)
1 1/4 taza de azúcar
3 yemas de huevo
3 cucharaditas de extracto de vainilla

4 claras de huevo
1/4 taza de azucar

Caliente el horno a 350 grados. Mantequilla y harina 3 moldes para pasteles 8 & # 8243.
Separar los huevos, reservar.
Tamice la harina, el polvo de hornear y la sal. Dejar de lado.
Batir la mantequilla hasta que esté blanda. Agregue el azúcar batiendo varios minutos (¡hasta que quede esponjoso!). Agrega la vainilla. Agregue una yema de huevo a la vez, batiendo después.
Agregue la mezcla de harina alternativamente con la leche. Harina-leche-harina-leche-harina.
Batir las claras de huevo. Cuando los picos estén suaves, agregue azúcar. Batir hasta que los picos estén rígidos, pero ¡no batir demasiado!
Incorpora las claras de huevo a la mezcla de harina. Vierta la masa en moldes para pasteles.

Cocine 20-25 minutos. El pastel está listo cuando un palillo sale limpio.

Crema:
1 taza de mantequilla sin sal
4 tazas de repostería y azúcar n. ° 8217s (y más si es necesario)
1/4 taza de leche
1/4 taza de crema batida
1 cucharadita de vainilla

Batir la mantequilla hasta que esté blanda. Agregue el azúcar gradualmente, junto con la vainilla y la leche / crema para montar.

Cangrejos asados ​​de Claire
(originalmente una publicación invitada en readerrespite.blogspot.com)

Hace unos quince años, mi esposo y yo compramos un pequeño terreno en la Península Olímpica del estado de Washington. La propiedad se elevó unos 250 pies, pero técnicamente estaba frente al mar y nos abrimos paso a través de un roble venenoso y trepamos por escaleras y cuerdas y nos paramos, triunfantes, en nuestra playa. La vista de la bahía era interminable, las focas asomaban la cabeza desde el agua y nos miraban con suaves ojos marrones. Nos enamoramos.

Nuestra playa es rocosa y cuando baja la marea deja una vasta extensión de ostras. Para algunos de nuestros amigos, la recompensa es abrumadora y se sientan en las rocas en una especie de felicidad aturdida durante horas, cuchillo de ostras en mano. Por desgracia, ni a mi marido ni a mí nos gustan las ostras. Lo hemos intentado. Hemos asado a la parrilla y horneado, aliñado y en salsa picante y guisado. Haciendo nada.

Sin embargo, nos encantan los cangrejos, y hay cangrejos en el agua fría y profunda justo al lado de nuestra playa. Así que todos los veranos arrastramos nuestra canoa sobre los moluscos absolutamente ofendidos y salimos en busca de crustáceos.

Como nota de advertencia, me gustaría decir que pescar cangrejos en canoa es una propuesta muy cuestionable. Aún así, a mi esposo le gusta la aventura, así que compramos una hermosa canoa naranja que parecía algo en lo que colocarías a las Girl Scouts en un campamento de verano. Duró unos años hasta que una gran tormenta invernal le hundió el costado mientras yacía atado en la playa.

Ahora tenemos una nueva canoa & # 8211 Tank Girl. Tank Girl es grande, fuerte y tan pesada que realmente no entiendo cómo flota. Cuando baja la marea y la playa parece un campo de batalla lleno de granadas afiladas & # 8230 bueno, digamos que te tienen que gustar los cangrejos para arrastrar a Tank Girl a través de todo eso hasta el agua.

Que hacemos. Y querer aprender a preparar bien nuestra pesca me llevó a tomar una clase de cocina, donde nos enseñaron a matarlos con nuestras propias manos. Lo que llevó a la Escuela de Ingredientes Esenciales.

La gente ha pedido la receta del cangrejo asado del capítulo de Claire en el libro, así que aquí está. Y Claire y Helen quieren que sepas que si solo puedes encontrar cangrejos ya cocidos (o no te gusta la idea de matarlos), también puedes usar esto como una salsa para mojar verdaderamente decadente. O una salsa para pasta. O & # 8230

2 cangrejos vivos
3/4 taza de mantequilla
3/4 taza de cebolla picada
2 cucharadas de jengibre, picado
2 cucharadas de ajo picado
1 cucharada de sal
1/2 t de hojuelas de pimiento rojo

1/4 taza de jugo de limón fresco
1/4 taza de vino blanco seco

Coloque el cangrejo vivo con el vientre hacia abajo y sosténgalo desde atrás con una mano (¡evitando las grandes garras!). Con la otra mano, agarre el borde de la carcasa trasera con los dedos. Tire hacia arriba con fuerza para quitar la cáscara, luego corte el cangrejo en dos mitades con un cuchillo grande. Lave la cavidad corporal, extrayendo pulmones y tripas. Con un cuchillo grande, corte entre cada una de las patas y parta las cáscaras con el costado del cuchillo, para dejar aberturas para que entre la salsa para asar. (para una descripción más detallada, puede ir a las páginas 46-47 de La Escuela de Ingredientes Esenciales).

Derrita la mantequilla en una cacerola a fuego medio. Agregue la cebolla y saltee hasta que esté transparente. Agregue jengibre, ajo, sal y hojuelas de pimiento rojo y saltee aproximadamente un minuto hasta que el ajo se vuelva translúcido pero no dorado.

Ponga los cangrejos en una fuente para asar y cúbralos bien con la salsa. Ase durante 15-20 minutos en horno a 375 grados. Revuelva 2-3 veces.

Zumo de limón caliente y vino blanco. Agregue al cangrejo antes de servir.

Proporcione a sus invitados muchas, muchas servilletas, cestas de pan francés crujiente y una ensalada verde fresca. Los utensilios para sacar la carne de las conchas también son útiles & # 8230.

Fondue de Helen
(originalmente una publicación invitada en Redladyreadingroom-redlady.blogspot.com)

La gente a menudo me pregunta dónde pueden encontrar un restaurante o una clase de cocina como la de Lillian en The School of Essential Ingredients, un lugar donde se satisfacen necesidades que ni siquiera sabías que tenías, donde te das cuenta de que la vida puede ser hermosa o triste, pero en cualquier caso está destinado a ser vivido. Mi respuesta es que Lillian's es ficticio, pero que existen restaurantes mágicos. A veces simplemente te tropiezas con ellos.

Lo que me lleva a la fondue. En The School of Essential Ingredients, la fondue es una forma en que la clase de cocina de Lillian celebra el Día de San Valentín, por lo que fue con una sensación de serendipia que me encontré en el fin de semana del Día de San Valentín de este año en la ciudad de Nueva York con mi hija de 21 años. , tratando de localizar un restaurante de fondue en East Village que un amigo le había dicho que TENÍAMOS que encontrar. Se llamaba El cerdo burgués.

Decidimos ubicarlo mientras estábamos explorando por la tarde, solo para saber a dónde ir esa noche. Caminamos junto a la dirección, no hay restaurante. Preguntamos en una tienda dos puertas más abajo, el empleado nunca había oído hablar del lugar. Le preguntamos a la gente en la calle. Nada. Finalmente, mientras recibíamos nuestro pedido de almuerzo en una (fabulosa) tienda de sándwiches de porchetta, lo mencionamos. Oh, sí, se habían enterado. Señalaron al otro lado de la calle a la fachada de un edificio en blanco, sus ventanas cerradas con contraventanas de madera. Fuimos y encontramos “El cerdo burgués” pintado con letras pequeñas y rizadas en el marco de la puerta.

Regresamos a las 7 de la tarde para encontrar la magia: París en otro siglo. Las contraventanas se abren, la luz de las velas parpadea dentro de las ventanas. Un hombre con un delicioso parecido con Johnny Depp parado en la puerta, vestido con capa y corbata, dejando entrar a la gente de dos en dos. Entramos para encontrar una iluminación tenue, papel tapiz rojo flocado, las mesas pegadas una contra la otra como amantes. La fondue estaba exuberante y tibia y en ella sumergimos una increíble variedad de pan crujiente y uvas, rodajas de manzana y papas al romero asadas. El vino estaba frío, hablamos de todo y nada durante horas, un francés (de verdad) sentado en el bar le envió a mi hija una copa de champán. Oh mi.

So here is Helen’s fondue, with some variations as suggested by a magical evening in New York City.

garlic clove, cut in half
1 1/2 cup white wine
2-3 T kirsch
1/2 lb Emmenthaler
1/2 lb Gruyere
1-2 T cornstarch
una pizca de nuez moscada
Rub fondue pot with garlic clove. Add white wine and kirsch and heat. Grate cheese and put in plastic bag with cornstarch shake until cornstarch covers cheese. Add cheese slowly to pot, stirring in a figure-8 motion. Add a small pinch of nutmeg at the end…

What shall you dip in your fondue? Tratar:

crusty french bread, cut in cubes
grapes
apple slices
roasted rosemary potatoes (cut new red potatoes in chunks, brush with olive oil, toss with a bit of salt and pepper and rosemary, then roast in a 375 degree oven until as soft as you like them – figure 30-45 minutes).

Spring Risotto
(originally a guest post on BermudaOnion.wordpress.com)

For a long time I thought of risotto as a winter dish. I love the idea of coming home after a cold and hectic day and standing at the stove, stirring chicken broth into the softly sizzling rice while listening to my children talking at the kitchen table. The dark outside the windows, the lights above the table and the stove. It feels safe and comforting, and the risotto when you eat it feels that way, too.

But then spring comes along, with its crazy combination of hope and green shoots coming up in the yard, but cool weather when you least expect it. I want to get excited and run out there among all that green, but I still want to feel safe and warm.

Which leads us straight to asparagus risotto, and if I can convince you to find the freshest and most local asparagus you can to make this dish, I will sleep easier tonight. Because once you eat asparagus that has been freshly picked, not shipped from who-knows-where until it toughens into spears that yes, indeed, could be used for swords at the table just as every child instinctively wants to do – well, once you eat the good stuff, you will never go back. You will be willing to wait all the rest of the year until asparagus season comes around again. And you will be reminded that waiting and anticipation are not bad things – and that the rewards for doing so can be incredible.

So here’s a recipe for Lillian’s asparagus risotto, with the hope that you will feel inspired to play with it yourself, as Lillian would want you to do. What other fresh vegetables might you use in another season? How about adding some lemon zest? Grilled shrimp? The possibilities are as infinite as spring…

4 cups chicken or vegetable broth
1/2 lb asparagus
3 T butter
3 T olive oil
1 cup chopped onions
1 1/3 cup arborio rice
1/2 taza de vino blanco
1 hoja de laurel
salt and pepper (to taste)
lemon zest (optional)
shaved parmesan

Cut asparagus tips into 1 1/2 inch pieces. Cut half of the stocks into finely chopped pieces cut the other half into 1 inch pieces.

Heat broth in a heavy saucepan. When boiling, add asparagus and cook until just tender (3-5 minutes). Take out asparagus with a slotted spoon and set aside in a bowl. Turn down heat under broth to a low simmer.

In a different heavy saucepan, melt butter and add olive oil. Add chopped onions and saute until translucent (about 5 minutes). Add rice and bay leaf and stir until well coated with the butter. Add wine and cook, stirring, until liquid has evaporated.

Add a ladleful of heated broth to the rice, stirring until liquid is absorbed. Continue adding a ladleful at a time, until broth is gone and rice is creamy but grains are still firm.

Add the asparagus and a pinch of lemon zest (optional). Añadir sal y pimienta al gusto. Put in a serving bowl and top with Parmesan shavings.

Prep time: 45-50 minutes (with much contemplative stirring)
Para 6.

Thanksgiving Stuffed Turkey Breast

(originally a blog post on abookbloggersdiary.blogspot.com)

Our second year in Italy, we decided to have a Thanksgiving feast and invite our Italian friends so they could experience an American holiday. We knew it wouldn’t be completely traditional we’d have to use chutney instead of cranberry sauce and get a turkey from our American friend who had access to the store at the local U.S. military base – but it could be done.

The day of Thanksgiving dawned. In honor of our guests I had decided to polish the wood floors of our apartment. But as the polish spread across the floor and the wood began to glisten I noticed a horrifying smell rising up. Think pink. Think your grandmother’s floral perfume mixed with that thick, gritty pink bathroom soap that used to come out of public dispensers.

My husband ran out to buy scented candles, which we lit, to no avail.

Our friend arrived with our Butterball turkey, which landed plump and steroid-filled on our kitchen counter. We shoved it in our tiny oven and soon the smell of roasting turkey wafted out to the living room, where it was met with a wall of pink scent. You could almost see the battle lines.

But the Italians were sweet, carrying flowers as they arrived, and we sat down at the table, filled from stem to stern with mashed potatoes and turkey and stuffing and chutney and salad and vegetables and…

And suddenly, I saw it all through their eyes. Our table looked like the playing field after the ending whistle of the Super Bowl. Nothing like the five-hour lunches we had experienced at their houses, where one dish followed the next, each given attention and admiration, their flavors finding their way, slowly and luxuriously, into your soul.

But the Italians were polite they were lovely, in fact. Maurizio especially loved the chutney that he said, with utter delight, reminded him of the sweet and sour sauce at McDonald’s. And at the end of the evening, when the last guest was gone and the last dish was dried, I sat in the lingering pink scent of my living room and realized that perhaps I was the one who had learned about tradition that evening.

Antonia’s chapter in The School of Essential Ingredients, and its different approach to Thanksgiving, grew out of that experience and out of all the interesting things we see and learn when we look at ourselves through the perspective of a different culture.

1 whole turkey breast
4 slices of pancetta
2-3 garlic cloves
1-2 T rosemary
sal y pimienta
handful of dried cranberries
sherry (enough to cover cranberries)
aceite de oliva

Soak cranberries in sherry (15 minutes), drain.

Butterfly turkey breast — lay open.

Sprinkle with salt and pepper, garlic, rosemary, and cranberries. Rocíe con aceite de oliva. Add pancetta slices.

Roll up turkey, season outside with rosemary, garlic, salt and pepper. Tie with string. Wrap in foil. Cook at 400 degrees for 40-55 minutes (internal temp 140 degrees).

Abuelita’s Hot Chocolate

(originally a blog post on www.devourerofbooks.com)

We’re moving deeply into winter, Thanksgiving handing the holiday baton over to the festivities of December. Kitchens are filled with the smells of rosemary and turkey, pumpkin and cinnamon, nutmeg and cloves. And hot chocolate, the way that luxurious smell comes floating up to your nose, the first sensation of whipped cream meeting your lips as you sip your way to the molten chocolate underneath.

It’s magic, really, which makes it only natural that Lillian used hot chocolate to tempt her mother back into the real world in The School of Essential Ingredients. But I realized pretty quickly when I was writing Lillian’s story that it couldn’t be just any hot chocolate. It had to be a version that would remind you of the hot chocolate you drank after playing all day in the snow, yet would also be full of the sensuality that only comes with adulthood. A recipe that would remind Lillian’s mother of the world she had given up.

As I was writing Lillian’s story I spent a lot of time in the kitchen, playing with ingredients. I loved the idea of adding orange and cinnamon, the combination of summer and autumn they create. Coffee and chocolate played off each other in an equally satisfactory way. But something was missing, and I couldn’t think of what it would be.

I went to the Mexican grocery store in the Pike Place market in Seattle and I asked the woman there for something special. She humored me, suggesting cinnamon, and sent me on my way. But as I was going up to the counter with a red and yellow box of Mexican chocolate in my hands, she came around the end of the aisle, a small bag in her hands.

“Perhaps a bit of anise,” she said.

It’s in there, with the proviso that a little bit of anise goes a very long way….

1 taza de leche
5 curls orange rind
1/2 stick cinnamon
4 T Mexican chocolate
anise
1 cup coffee
whipping cream

Put milk, orange rind, cinnamon and chocolate in a saucepan and warm through. Add a touch of anise. Add to coffee and top with whipping cream.


Grilled S&rsquomores Nachos Recipe

For this recipe, you need foil and a foil pan, along with your traditional s&rsquomore fixings.

These grilled s&rsquomores are cooked over the campfire, on the grill, or in an oven at home.

If you are making these out at the campground and the fire pit does not come with a grate, use a portable one.

We make these dessert nachos in an 8&Primex8&Prime foil pan. If you have a large family, you will want to make more in a larger pan. Everyone will want more, so maybe even two large pans.

We discovered that this recipe is just as good at home on the grill or in the oven.

Grilling Instructions: We recommend that you make this recipe in a cast iron skillet when cooking on a grill. We do not top it with foil when we use this skillet. We grilled these for about 7 minutes on our cast iron gas grill, but it could take longer depending on how hot your grill is. Keep a close eye on it to make sure it does not burn.

Oven Baking Instructions: Like with the grill, we recommend that you make this in a heavy skillet. Bake at 350 degrees for 10+ minutes. You can get the marshmallows extra crispy by moving them to a rack high in the oven for a minute or two after it has baked. Keep a very close eye on the oven so that the marshmallows do not burn.

Camping Dessert Nachos

The fun thing about this recipe is that is very adaptable, not only in how it is prepared but also with the ingredients. We love to have a Deluxe S&rsquomores Nacho bar with a variety of toppings. All the different options are set out and we let everyone customize their own pan of nachos. We love to use caramel bits, mint chips, bananas, peanut butter, strawberry jam, and sprinkles in addition to the marshmallows, chocolate, and graham crackers. Just layer the ingredients you want. Can you think of an ingredient that we left out?

Diana&rsquos very favorite way to enjoy these nachos is with pretzel chips, strawberry jam, and caramel bits. Strawberry and caramel are such an amazing combination that goes so well with the chocolate. These amazing tastes are enhanced with the salt on the pretzels. Look at that gooey goodness!

By now you are sure to be salivating. We hope that you enjoy this great camping dessert as much as we do!

Vegan S&rsquomores Nachos

If you are vegan, you can still enjoy this tasty camping treat. Instead of regular marshmallows use Dandies. You can usually find vegan chocolate chips at or your local market. A few popular graham crackers are vegan, but check the ingredients to make sure.

Happy Campers will also enjoy these other chocolatey camping treats: Cherry Chocolate Lava Cake, Turtle Lava Cake, and Campfire Chocolate Chip Cookies.