Recetas de cócteles, licores y bares locales

9 platos que rompen récords

9 platos que rompen récords

Estos chefs y restaurantes están haciendo historia por galón (y tonelada y pie)

El cuenco de pasta más grande del mundo

A medida que damos la vuelta a la esquina hacia el Día de Acción de Gracias, comienza la planificación para la extensión de gran tamaño que induce la siesta de este año. Pero incluso si su pavo es el más grande hasta ahora, incluso si su relleno es monstruosamente indulgente, su banquete no romperá ningún récord. Y eso es probablemente algo bueno, ya que los platos que rompen récords tienden a usar ingredientes por toneladas, en lugar de onzas.

Haga clic aquí para ver la presentación de diapositivas de 9 platos que rompen récords.

Los platos que rompen récords, si bien finalmente son devorados por los participantes y testigos, están destinados a sorprender y asombrar (y atraer publicidad), más que una forma de cumplir con los pedidos de todos. Tomemos, por ejemplo, la hamburguesa más grande del mundo, un récord actualmente en Canadá. Cuesta $ 4,500 y pesa unas factibles 590 libras. A veces son acrobacias que recaudan fondos para organizaciones benéficas, celebran una ocasión o crean conciencia sobre un problema, y ​​siempre son una forma divertida de unir a una comunidad. El plato de hummus más grande del mundo reunió a una banda de chefs en Beirut que prepararon 23,520 libras de hummus para traer el récord de regreso al Líbano.

Estos banquetes récord utilizan una cantidad récord de ingredientes que suenan más a pedidos al por mayor de un restaurante que a los que usarías para un solo plato. El pedido de pescado y patatas fritas más grande del mundo, por ejemplo, se sirvió con más de 57 libras de patatas fritas (o "patatas fritas"), 200 litros de aceite vegetal y, al final, pesó 101 libras, batiendo un récord anteriormente en manos de el restaurante Black Rose en Boston. Entonces, no se deje engañar. A pesar de la reputación de Estados Unidos por todo lo que es demasiado grande y glotón, muchos de estos asombrosos récords se han logrado en ciudades de todo el mundo, desde Boca Ratón hasta Beirut.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: '¡Váyase, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que todavía se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se trata de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y, después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: 'Vaya, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que aún se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se trata de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: '¡Váyase, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que todavía se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se tratará de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y, después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: 'Vaya, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que todavía se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se tratará de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y, después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: 'Vaya, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que aún se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se tratará de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando estás construyendo algo que dure 4.000 años, es mejor que todo se haga de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y, después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: 'Vaya, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que todavía se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se trata de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Las bases de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: '¡Váyase, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Un taller de cobertura. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Se cree que algunos setos de Cornualles tienen 4.000 años de antigüedad, lo que los convierte en una de las estructuras más antiguas hechas por humanos que aún se utilizan para su propósito original.

No son un seto ni un muro de piedra seca. En el este del condado es más probable que tengan arbustos en la parte superior en el lejano oeste azotado por el viento y maltratado por el clima, pueden consistir en tierra y piedras fuertes.

Pero todos los tipos de setos de Cornualles son ricos en vida vegetal y animal y en la primavera y el verano a menudo un derroche de color, hogar de 600 tipos de plantas con flores.

Los creadores de Kerdroya (una palabra de Cornualles que podría traducirse aproximadamente como castillo de giros) también dejan en claro que es un laberinto, no un laberinto. "Un laberinto se trata de perderse", dijo Coleman. "Este laberinto se tratará de encontrarte a ti mismo".

Coleman dice que hay laberintos más grandes, pero cree que Kerdroya, que se está creando en un estacionamiento en desuso cerca de la A30, será el laberinto clásico más grande del mundo. “Al menos nadie me ha hablado de uno más grande”, dijo.

Los visitantes seguirán un único camino serpenteante a través del laberinto. Si bien la mayor parte de la materia prima será de Bodmin Moor, habrá secciones de piedra de otras partes de Cornualles, colocadas bajo la supervisión de segadores acostumbrados a trabajar con esa piedra en particular. Los setos estarán cubiertos con plantas, incluido el espino blanco.

El proyecto, que ha recibido financiación de una amplia gama de organizaciones, incluido el consejo de Cornwall, el Arts Council England y el National Lottery Heritage Fund, se lanzó para celebrar el 60 aniversario del área de Cornwall de excepcional belleza natural en 2019.

No se completará pronto. Pero Coleman argumentó que era mejor así y dijo que la expresión de West Country "lúgubre", que literalmente se traduce como "directamente" pero de hecho significa en algún momento no especificado en el futuro, era una buena palabra para usar. "Cuando se construye algo que dure 4.000 años, es mejor hacerlo de forma desastrosa".

Este artículo fue modificado el 15 de enero de 2021. Una versión anterior se refería a que los setos estaban cubiertos con plantas “incluyendo espino blanco y espino”, pero estos son nombres diferentes para la misma planta.


& # x27Es & # x27s sobre encontrarte a ti mismo & # x27: Los coberturistas de Cornualles planean un laberinto récord

En lo alto de un páramo de Cornualles, está tomando forma una obra de arte viva que respira y que está diseñada para durar miles de años.

Llamada Kerdroya, la pieza es un laberinto, anunciado como el más grande de su tipo en el mundo y construido con setos de Cornualles, que son una combinación única de piedra y vegetación.

Los cimientos de los setos, los cantos rodados de los cimientos, o "terraplenes", están en su lugar, después de haber sido sacados de las aguas poco profundas del cercano lago Colliford a caballo y en trineo.

Tan pronto como Covid lo permita, cientos de personas, incluidos escolares, habitantes locales y voluntarios, ayudarán a construir y plantar los setos, creando un laberinto clásico de 56 metros de diámetro.

En la primavera, se espera que el sitio se convierta en una "universidad al aire libre de cobertura de Cornualles" con un programa de capacitación apoyado por el Gremio de Cobertizos de Cornualles, transmitiendo el arte milenario a la próxima generación. Más de 60 aprendices de coberturistas de Cornualles trabajarán en el laberinto, aprendiendo de los expertos.

El director del proyecto, Will Coleman, dijo que los setos de Cornualles eran una "maravilla no reconocida". Dijo que el laberinto no sería una atracción turística sino una "obra de arte de la tierra" que proporcionaría un lugar de tranquila contemplación.

"Realmente creo que este es el proyecto ideal para estos tiempos", dijo. "Lo construiremos, luego lo plantaremos y después de eso, nos alejamos, dejamos que se convierta en lo que se convierte, le decimos a la naturaleza: '¡Váyase, diviértase con eso'".

Los cantos rodados de la fundación fueron transportados a caballo y en trineo. Fotografía: Proyecto Kerdoya

Una toma aérea de los trabajos de base. Fotografía: Proyecto Kerdoya

A hedging workshop. Photograph: Kerdoya project

Some Cornish hedges are believed to be 4,000 years old, making them one of the oldest human-made structures still used for their original purpose.

They are neither a hedgerow nor a dry stone wall. In the east of the county they are more likely to have shrubs on the top in the windswept, weather-battered far west, they may consist of earth and hefty stones.

But all types of Cornish hedge are rich in plant and animal life and in the spring and summer often a riot of colour, home to 600 types of flowering plants.

The makers of Kerdroya (a Cornish word that could be roughly translated as castle of turnings) also make it clear it is a labyrinth, not a maze. “A maze is about getting lost,” said Coleman. “This labyrinth will be about finding yourself.”

Coleman says there are bigger mazes but he believes Kerdroya, which is being created on a disused car park close to the A30, will be the largest classical labyrinth in the world. “At least nobody has told me of a bigger one,” he said.

Visitors will follow a single meandering path through the labyrinth. While most of the raw material will be from Bodmin Moor, there will be sections of stone from other parts of Cornwall, put into place under the supervision of hedgers used to working with that particular stone. The hedges will be topped with plants including whitethorn.

The project, which has received funding from a wide range of organisations including Cornwall council, Arts Council England and the National Lottery Heritage Fund, was launched to celebrate the 60th anniversary of the Cornwall Area of Outstanding Natural Beauty in 2019.

It will not be completed any time soon. But Coleman argued it was better that way and said the West Country expression “dreckly” – which literally translates as “directly” but in fact means at some unspecified time in the future – was a good word to use. “When you are building something to last 4,000 years, everything is better off done dreckly.”

This article was amended on 15 January 2021. A previous version referred to the hedges being topped with plants “including whitethorn and hawthorn”, but these are different names for the same plant.


'It's about finding yourself': Cornish hedgers plan record-breaking labyrinth

High on a Cornish moor, a living, breathing piece of artwork that is designed to last thousands of years is taking shape.

Called Kerdroya, the piece is a labyrinth – billed as the largest of its kind in the world and constructed out of Cornish hedges, which are a unique combination of stone and vegetation.

The footings of the hedges, the foundation boulders, or “grounders”, are in place, having been hauled out of the shallows of the nearby Colliford Lake by horse and sledge.

As soon as Covid allows, hundreds of people, including schoolchildren, local people and volunteers, will help build and plant up the hedges, creating a classical labyrinth 56 metres across.

In the spring, the site will hopefully be turned into an “outdoor university of Cornish hedging” with a training programme supported by the Guild of Cornish Hedgers passing on the age-old art to the next generation. More than 60 apprentice Cornish hedgers are to work on the labyrinth, learning from experts.

The project director, Will Coleman, said Cornish hedges were an “unsung wonder.” He said the labyrinth would not be a tourist attraction but a “piece of land art” that would provide a place of quiet contemplation.

“I really think this is the ideal project for these times,” he said. “We will build it, then plant it and after that, we walk away, let it become what it becomes, tell nature: ‘Off you go, have some fun with that.’”

Foundation boulders were carried by horse and sledge. Photograph: Kerdoya project

An aerial shot of the groundworks. Photograph: Kerdoya project

A hedging workshop. Photograph: Kerdoya project

Some Cornish hedges are believed to be 4,000 years old, making them one of the oldest human-made structures still used for their original purpose.

They are neither a hedgerow nor a dry stone wall. In the east of the county they are more likely to have shrubs on the top in the windswept, weather-battered far west, they may consist of earth and hefty stones.

But all types of Cornish hedge are rich in plant and animal life and in the spring and summer often a riot of colour, home to 600 types of flowering plants.

The makers of Kerdroya (a Cornish word that could be roughly translated as castle of turnings) also make it clear it is a labyrinth, not a maze. “A maze is about getting lost,” said Coleman. “This labyrinth will be about finding yourself.”

Coleman says there are bigger mazes but he believes Kerdroya, which is being created on a disused car park close to the A30, will be the largest classical labyrinth in the world. “At least nobody has told me of a bigger one,” he said.

Visitors will follow a single meandering path through the labyrinth. While most of the raw material will be from Bodmin Moor, there will be sections of stone from other parts of Cornwall, put into place under the supervision of hedgers used to working with that particular stone. The hedges will be topped with plants including whitethorn.

The project, which has received funding from a wide range of organisations including Cornwall council, Arts Council England and the National Lottery Heritage Fund, was launched to celebrate the 60th anniversary of the Cornwall Area of Outstanding Natural Beauty in 2019.

It will not be completed any time soon. But Coleman argued it was better that way and said the West Country expression “dreckly” – which literally translates as “directly” but in fact means at some unspecified time in the future – was a good word to use. “When you are building something to last 4,000 years, everything is better off done dreckly.”

This article was amended on 15 January 2021. A previous version referred to the hedges being topped with plants “including whitethorn and hawthorn”, but these are different names for the same plant.


'It's about finding yourself': Cornish hedgers plan record-breaking labyrinth

High on a Cornish moor, a living, breathing piece of artwork that is designed to last thousands of years is taking shape.

Called Kerdroya, the piece is a labyrinth – billed as the largest of its kind in the world and constructed out of Cornish hedges, which are a unique combination of stone and vegetation.

The footings of the hedges, the foundation boulders, or “grounders”, are in place, having been hauled out of the shallows of the nearby Colliford Lake by horse and sledge.

As soon as Covid allows, hundreds of people, including schoolchildren, local people and volunteers, will help build and plant up the hedges, creating a classical labyrinth 56 metres across.

In the spring, the site will hopefully be turned into an “outdoor university of Cornish hedging” with a training programme supported by the Guild of Cornish Hedgers passing on the age-old art to the next generation. More than 60 apprentice Cornish hedgers are to work on the labyrinth, learning from experts.

The project director, Will Coleman, said Cornish hedges were an “unsung wonder.” He said the labyrinth would not be a tourist attraction but a “piece of land art” that would provide a place of quiet contemplation.

“I really think this is the ideal project for these times,” he said. “We will build it, then plant it and after that, we walk away, let it become what it becomes, tell nature: ‘Off you go, have some fun with that.’”

Foundation boulders were carried by horse and sledge. Photograph: Kerdoya project

An aerial shot of the groundworks. Photograph: Kerdoya project

A hedging workshop. Photograph: Kerdoya project

Some Cornish hedges are believed to be 4,000 years old, making them one of the oldest human-made structures still used for their original purpose.

They are neither a hedgerow nor a dry stone wall. In the east of the county they are more likely to have shrubs on the top in the windswept, weather-battered far west, they may consist of earth and hefty stones.

But all types of Cornish hedge are rich in plant and animal life and in the spring and summer often a riot of colour, home to 600 types of flowering plants.

The makers of Kerdroya (a Cornish word that could be roughly translated as castle of turnings) also make it clear it is a labyrinth, not a maze. “A maze is about getting lost,” said Coleman. “This labyrinth will be about finding yourself.”

Coleman says there are bigger mazes but he believes Kerdroya, which is being created on a disused car park close to the A30, will be the largest classical labyrinth in the world. “At least nobody has told me of a bigger one,” he said.

Visitors will follow a single meandering path through the labyrinth. While most of the raw material will be from Bodmin Moor, there will be sections of stone from other parts of Cornwall, put into place under the supervision of hedgers used to working with that particular stone. The hedges will be topped with plants including whitethorn.

The project, which has received funding from a wide range of organisations including Cornwall council, Arts Council England and the National Lottery Heritage Fund, was launched to celebrate the 60th anniversary of the Cornwall Area of Outstanding Natural Beauty in 2019.

It will not be completed any time soon. But Coleman argued it was better that way and said the West Country expression “dreckly” – which literally translates as “directly” but in fact means at some unspecified time in the future – was a good word to use. “When you are building something to last 4,000 years, everything is better off done dreckly.”

This article was amended on 15 January 2021. A previous version referred to the hedges being topped with plants “including whitethorn and hawthorn”, but these are different names for the same plant.