Recetas de cócteles, licores y bares locales

Los niños no están tan entusiasmados con los dulces en estos días, según un estudio

Los niños no están tan entusiasmados con los dulces en estos días, según un estudio

Los niños de hoy comen y beben menos dulces que los niños de hace quince años

Refrescos, cereales y bebidas de frutas. Cuando era niño, estas son algunas de sus cosas favoritas. Pero tal vez ya no, según un estudio del grupo NPD, que revela exactamente lo contrario. Los niños consumen menos dulces que hace quince años.

Según el estudio, un niño típico comió o bebió los 20 dulces azucarados más comunes en promedio 126 veces menos el año pasado que en 1998. Esos dulces se clasifican como cualquier comida o bebida que esté previamente endulzada. Los que más consumían los niños eran los refrescos carbonatados, los cereales pre-endulzados y las bebidas y jugos de frutas.

El estudio encontró que los niños bebían jugos de frutas 16 veces menos, comían galletas ocho veces menos, comían helado siete veces menos y comían pastel cinco veces menos que en 1998.

El estudio también encontró que los adultos incluyen menos azúcar en sus dietas. Pero con solo un promedio de 49 indulgencias dulces menos el año pasado que hace 15 años, los adultos no parecen estar evitando el azúcar tanto como sus hijos.

Estas cifras se basan en diarios de alimentación diaria que llevaban 5.000 personas en 2.000 hogares en los Estados Unidos.


Elfin: gana tus juegos de división y el resto se encarga de sí mismo

Sus héroes locales del béisbol regresan a Nats Park esta noche, después de haber dividido una serie en Miami, la primera después del receso del Juego de Estrellas.

Tomando dos de cuatro de los Marlins dejó a Washington líder de la división 18-11 contra sus rivales del Este de la Liga Nacional, a quienes continúan enfrentando durante sus próximas tres series, que abarcan 10 juegos. Luego, después de un cuarteto de partidos en Milwaukee, los Nats regresan al juego divisional con siete juegos más contra los campeones defensores del Este de la Liga Nacional, los Filis y los Marlins.

En ese momento, será el 6 de agosto y Washington habrá jugado 46 de 108 partidos dentro de la división. Y, sin embargo, casi la mitad de los 54 juegos restantes (26) también serán contra el Este de la Liga Nacional.

Los juegos de división, además de las antiguas rivalidades como Yankees-Red Sox y Dodgers-Giants, no son tan publicitados en el béisbol como en el fútbol. Ciertamente, hay más mala sangre entre los equipos y los fanáticos en batallas de la NFL como Steelers-Ravens y Redskins-Cowboys que en los duelos entre béisbol y rsquos Cardinals y Cubs, que han estado luchando desde el siglo XIX.

Pero desde que la NFL pasó de seis a ocho divisiones en 2002, sólo seis de los 16 partidos se juegan contra cada equipo y sus rivales más feroces. Eso es 37.5 por ciento comparado con 72 de 162 juegos, 44.4 por ciento, que los Nats juegan cada verano en el Este de la Liga Nacional. Entonces, estos juegos de béisbol significan mucho.

El sorprendente ascenso de Washington & rsquos a la cima de la división fue impulsado en gran parte por su marca de 16-9 en el juego de la División Este de la Liga Nacional antes del receso por el Juego de Estrellas. Y los Filis se han estrellado de cinco títulos divisionales consecutivos al sótano & ndash detrás de los Nats por la friolera de 13 juegos & # 8212 en gran parte debido a su feo récord de 11-22 Este de la Liga Nacional, que incluye perder marcas contra cada uno de los otros miembros.

Los Mets de Nueva York, a quienes los Nats serán los anfitriones durante los próximos tres días, tienen un récord de división de 18-15 pero se han quedado seis juegos detrás de los Nats luego de ser barridos durante el fin de semana por Atlanta. El trío de victorias mejoró a los Bravos a 15-13 en la División Este de la Liga Nacional y los colocó a solo dos juegos y medio detrás de los Nacionales que van al frente. Los Marlins, 14-15 en la división, están nueve juegos atrás.

Washington tiene marca de 6-2 contra Atlanta, 4-2 contra Nueva York y Filadelfia y 4-5 contra Miami. Compare ese éxito en la división con la marca de la temporada pasada y rsquos 36-36 Este de la Liga Nacional (su único récord no perdedor contra sus rivales) en un año cuando los Nacionales terminaron 80-81 o 2010 cuando los chicos con los rizados W & rsquos en sus gorras terminaron último en 69-93 mientras va 30-42 en la división.

Aparte de una serie de tres juegos en los San Francisco Giants que comienza el 13 de agosto y un set de cuatro juegos con los visitantes St. Louis Cardinals que comienza 17 días después, los Mets y los Braves son los únicos oponentes que los Nats enfrentan en la próximos dos meses que actualmente tienen récords ganadores. Entonces, si Washington puede continuar ganando más de lo que le corresponde contra Nueva York y Atlanta, sus posibilidades de llegar a la recta final aún liderando la División Este de la Liga Nacional son bastante fuertes.

Han tomado más de siete años, pero el antesalista Ryan Zimmerman & # 8212 el último enlace a la campaña original de Washington & # 8212 y el resto de los Nats han aprendido la lección. Gana tus partidos de división y el resto de la temporada se arreglará solo.

David Elfin comenzó a escribir sobre deportes cuando era estudiante de tercer año en Bethesda-Chevy Chase High School. Es representante de Washington en el comité de selección del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional y autor de siete libros, el más reciente, & ldquoWashington Redskins: The Complete Illustrated History & rdquo. sido su columnista desde el pasado mes de marzo. Síguelo en Twitter: @DavidElfin.


Rothstein: Monday Morning College Hoops Notebook Memphis, Notre Dame y más

Los Tigres ya no están en la Conferencia de EE. UU. Y eso es lo que les recordaron cuando fueron derrotados en casa el sábado por Cincinnati. Los Bearcats y la ferocidad # 8217 se desgastaron Memphis a mediados de la segunda mitad, y este es exactamente el tipo de competencia Josh Pastner y # 8217s El equipo ahora aguantará de manera regular desde que están en la Conferencia Atlética Americana. Todos los equipos que jueguen los Tigres no serán tan feroces como Cincinnati pero vale la pena señalar que el listón se elevará significativamente para Memphis cada vez que toman la palabra. ¿El próximo paso para los Tigres? Una cita el jueves con Louisville en el KFC Yum Center.

2. NOTRE DAME SEGUIRÁ SIENDO UN FACTOR EN EL ACC

Nadie se da cuenta de las cosas mejor durante el transcurso de una temporada que Mike Brey. Los irlandeses perdieron a su mejor jugador hace unas semanas cuando Jerian Grant se vio obligado a retirarse de la escuela por razones académicas, pero eso no significa que Brey ganó y no tiene a este equipo en posición de competir por un lugar en la cima de la clasificación de la ACC. Notre Dame ganó & # 8217t ser el mismo equipo que estaba con Grant en la alineación, pero todavía tienen la oportunidad de ser muy efectivos. Los irlandeses mostraron un gran valor en su victoria sobre Duque el sábado en South Bend y tener algunos estudiantes de primer año prometedores en Steve Vasturia, V.J. Beachem, y Demetrius Jackson. Mantener vigilado Notre Dame.

3. BRIANTE WEBER & # 8217S STAR SUBE UN POCO CON CADA JUEGO QUE JUEGA

Y esa es una buena noticia para VCU. Weber ofreció un espectáculo absoluto el viernes por la noche cuando los Rams vencieron a una muy buena Stony Brook equipo, que debería estar en el Torneo de la NCAA si se ocupan de los negocios en el Este de América. Weber anotó 14 puntos, repartió nueve asistencias, tuvo siete robos y no cometió pérdidas de balón en la victoria sobre Seawolves y abrió el juego sin ayuda al comienzo de la segunda mitad. VCU Puede que hayan comenzado un poco lento, pero están 12-3 dirigiéndose hacia el Atlantic 10 y todavía se ven como si estuvieran en camino de ganar más de 25 juegos.

TRES COSAS QUE YO & # 8217M MIRANDO HACIA ESTA SEMANA

1. BAYLOR & # 8217S VIAJE AL ESTADO DE IOWA EL MARTES

El Big 12 parece cada vez más que tiene un caso legítimo para ser llamado la liga más profunda del baloncesto universitario y estos dos equipos representan dos de los mejores escuadrones de la conferencia. Scott Drew & # 8217s el equipo solo ha perdido ante Siracusa en la final del Maui Invitational mientras los Cyclones siguen invictos. ¿El encuentro clave en este juego? Como sera Baylor & # 8217s hombres grandes & # 8212 Cory Jefferson y Isaías Austin & # 8212 ajustarse a Estado de Iowa & # 8217 patio delantero de Melvin Ejim y Georges Niang y su capacidad para extender la defensa. Hilton Coliseum estará rockeando para este.

2. ESTADO DE OHIO Y FECHA # 8217S EN EAST LANSING CON EL ESTADO DE MICHIGAN

Esto es lo mejor del baloncesto Big Ten. Sparty ha estado fuera de serie desde que perdió ante Carolina del Norte hace un mes y los Buckeyes están jugando como un vintage Thad Matta equipo. estado de Michigan ha llevado las cosas a otro nivel en la segunda mitad de sus dos victorias en conferencia contra Penn State y Indiana, y parece hacerse más fuerte a medida que avanza el juego. Será interesante ver si esa tendencia continúa contra un equipo veterano como los Buckeyes.

3. VIAJE ANUAL DE HARVARD & # 8217S A STORRS PARA JUGAR UCONN

Los Crimson entran en este juego tratando de obtener una victoria clave fuera de la conferencia. Los Huskies están intentando poner fin a una racha de dos derrotas consecutivas. UConn arrancó 0-2 en la AAC tras derrotas ante ambos Houston y SMU en el camino y volviendo a casa para jugar Harvard no va a ser exactamente más fácil. Tommy Amaker y # 8217s El equipo tiene buena profundidad y posee el tipo de tamaño en la parte delantera que podría hacer que los Huskies encajen en el cristal. No se sorprenda si los Crimson dejan a Storrs con una victoria el miércoles.

ESTO Y AQUELLO:

¿Una de las cosas más importantes que me llamó la atención durante el fin de semana? Las renovaciones en Moody Coliseum. Larry Brown ha puesto SMU en una posición para ser una historia nacional debido a los jugadores que reclutó, pero ahora parece que los Mustangs también tendrán una formidable ventaja en la cancha local. Las actualizaciones en SMU y # 8217s La arena de casa trajo una gran sensación de juego cuando los Mustangs batieron UConn el sábado y esa es una gran noticia para la Conferencia Atlética Estadounidense, que necesita que la escuela de Dallas continúe aumentando en todas las áreas.

& # 8211 Realmente subestimé lo bueno Creighton era anterior a la temporada. El Big East debido a lesiones y suspensiones no es la conferencia que esperábamos que fuera, pero eso no significa que los Bluejays no sean todavía un equipo letal que pueda hacer daño. Creighton tiene cultura, una selección de primera ronda en Doug McDermotty el tipo de & # 8220 saber cómo & # 8221 que rezuma de los programas ganadores. Me preocupaba cómo reaccionaría este equipo en una liga de nivel superior sin un incondicional como Gregory Echenique, pero lo están haciendo bien sin él.

& # 8211 ¿Cómo Pitt & # 8217s pérdida de un punto a Cincinnati ¿mira ahora?

Sur de la Florida simplemente no puede funcionar sin Anthony Collins. Los Bulls han perdido cuatro juegos consecutivos sin su base junior y simplemente no son el mismo equipo sin Collins, un jugador que lideró Sur de la Florida a dos victorias en torneos de la NCAA en 2012. Stan Heath dijo que espera que Collins pueda jugar el jueves cuando Sur de la Florida visitas templo.

Estado de Kansas ha ganado nueve juegos seguidos y ahora tiene marca de 11-3 después de la victoria del sábado y # 8217 sobre Estado de Oklahoma. ¿Una gran razón para el éxito de los Wildcats & # 8217? Su trío de estudiantes de primer año de Jevon Thomas, Wesley Iwundu, y Marcus Foster. Bruce Weber y # 8217s los jugadores de primer año no se promocionaron mucho antes de la temporada, pero ahora están contribuyendo de forma regular. Vigile a Thomas, quien anotó ocho puntos y cinco asistencias contra los Cowboys.

Estado de Long Beach es 3-1 desde que obtuve UCLA transferir Tyler Lamb elegible con la única pérdida en Misuri. El cordero de 6-5 está promediando 20.8 puntos por partido en cuatro juegos y le da a los 49ers otro anotador de perímetro capaz junto al escolta veterano. Mike Caffey. El Gran Oeste todavía está algo abierto, pero Hawai, UC Santa Bárbara, y UC Irvine todo será difícil de superar.

Rhode Island y la # 8217 conquistar LSU el sábado en Baton Rouge podría ser el tipo de victoria que los Rams necesitan para poner las cosas en marcha. Se pensaba que los Rams eran una elección de moda para hacer daño en el Atlantic 10, pero solo están 9-6 de cara al juego de la liga después de ser el centro titular. Liebre de Jordania dejó el equipo en la pretemporada. Siguiente para Rhode Island? Una cita en casa con San Luis el martes (7:00 p.m. ET, CBS Sports Network).

& # 8211 Si California puede alguna vez recuperarse, los Bears podrían ser un serio retador en el Pac-12. Mike Montgomery y # 8217s equipo tiene un base veterano en Justin Cobbs y grandes sólidos en Richard Solomon y David Kravish. Lo mas importante para California ¿ahora? Conseguir ambos Ricky Kreklow y Pájaro jabari espalda sana lo antes posible. Los Bears no tienen un sustituto de la cancha delantera de calidad para Solomon y Kravish y regularmente usan a Kreklow en la delantera como un ala-pívot de tamaño insuficiente. Él y Bird necesitan curarse rápidamente a medida que este equipo avanza en el Pac-12.

& # 8211 ¿Alguien más pensó Houston sería 2-0 en el juego de la conferencia? Yo tampoco. Lo más impresionante de los Cougars & # 8217 publicando victorias consecutivas sobre UConn y Sur de la Florida? Lo hicieron sin tres entrantes & # 8212 L.J. Rose, Casa Danuel, y J.J. Richardson. James Dickey y # 8217s el club será el próximo anfitrión Cincinnati Martes a las 9 p.m. ET en CBS Sports Network.

San Juan y # 8217 Puede que tenga más talento en el Big East, pero eso no significa que podrá ganar en el Big East. Los Red Storm se sintieron avergonzados el sábado en Georgetown y ahora están 0-2 en la liga. ¿Siguiente? Villanova el sábado en el Madison Square Garden.

CONFIGURAR EL DVR:

LUNES: MARYLAND EN PITT

MARTES: ESTADO DE OHIO EN EL ESTADO DE MICHIGAN, BAYLOR EN EL ESTADO DE IOWA, SAINT LOUIS EN RHODE ISLAND, CINCINNATI EN HOUSTON

MIÉRCOLES: KANSAS EN OKLAHOMA, HARVARD EN UCONN, ILLINOIS EN WISCONSIN, ESTADO DE BOISE EN EL ESTADO DE SAN DIEGO

JUEVES: MEMPHIS EN LOUISVILLE, CAL EN OREGON, ARIZONA EN UCLA

También te pueden interesar estas historias

[display-posts category = & # 8221sports & # 8221 wrapper = & # 8221ul & # 8221 posts_per_page = & # 82214 & # 8243]


Viajemos y amplifiquemos mis servicios

Como asesor de primer nivel con Glass Slipper Concierge, soy reconocido por brindar el más alto nivel de servicio al cliente, experiencia y conocimiento en la industria. Utilizo mis conexiones personales y mi experiencia de primera mano para diseñar viajes Disney personalizados para los clientes más exigentes. Además de eso, las vacaciones en Disney son caras y sé cómo obtener el mejor valor por su tiempo y dinero.

Mi familia ha realizado cinco viajes al lugar más mágico del mundo desde la reapertura: 9 días en julio, 10 días en septiembre / octubre, 7 días en Acción de Gracias, 5 días en enero y 6 días en febrero. Continuamos sorprendidos por las precauciones meditadas, prácticas y completas que Disney tiene implementadas para dar la bienvenida de manera segura a los invitados y miembros del elenco. No tengo todas las palabras para transmitir lo especial que se sintió estar de regreso. Reímos, jugamos, comimos demasiado y sentimos un nivel de felicidad que no habíamos tenido en mucho tiempo. Te puedo asegurar, ¡la magia está ahí!

La mayoría de los aspectos de la planificación de unas vacaciones en Disney se ven diferentes y ahora, más que nunca, es crucial tener la información más actualizada y actualizada basada en la experiencia personal para planificar sus vacaciones. Conozco estos parques por dentro y por fuera y soy un pequeño espectáculo de una sola mujer. Cuando esté listo para viajar, ¡yo estoy listo para llevarlo allí!

Como asesor de primer nivel con Glass Slipper Concierge, un planificador de vacaciones autorizado de Disney, ofrezco planificación de viajes de conserjería para El mundo de Walt Disney® Resort, Línea de cruceros de Disney, Disneylandia® Resort, Disney Aulani Hawaii, Universal, Sea World y a 35 países en 6 continentes a través de Aventuras de Disney®.


Hoteles temáticos impresionantes

Aunque técnicamente puedo conducir hasta el parque y conducir a casa el mismo día, tiendo a preferir quedarme en un hotel. Para cuando hayamos pasado todo el día en el parque, ¡no quiero afrontar un viaje de dos horas en coche con dos niños exhaustos! Legoland tiene dos increíbles hoteles en el lugar. Su original, está literalmente justo enfrente del parque. Todavía tenemos que quedarnos allí, ¡pero planeamos verlo muy pronto!

Sin embargo, nos hemos alojado en el Beach Retreat, y puedo decir que es & # 8230.awesome & # 8230. Todo es temático, desde el restaurante hasta la piscina y los pequeños bungalows en los que puedes quedarte.

Puedes alojarte en un pequeño bungalow, que tiene una cama normal para los adultos y un juego de literas para los más pequeños. ¡Había una caja de Duplo Legos para jugar e incluso una pequeña bolsa de Legos en las camas que los niños podían llevarse a casa!

Una de las partes favoritas de mis hijos sobre el complejo de playa fue el hecho de que hay pequeñas áreas de juego fuera de cada grupo de habitaciones. Los niños pueden salir a jugar y los padres pueden mirar desde el porche del bungalow.

¡Luego está la piscina! ¡Es enorme y hay Legos flotantes gigantes para jugar! La piscina no solo es divertida, ¡tienen juegos, historias y todo tipo de actividades para que los más pequeños las hagan después de que el parque cierra por la noche!


4. Fuegos artificiales

En algunos días festivos colgamos luces, en algunos encendemos velas y en algunos disparamos peligrosas lanzas de fuego al cielo para grandes grupos de personas. Los fuegos artificiales son la actividad obvia y básica preferida del 4 de julio, y por el día, todos olvidamos cuán peligrosa puede ser la iluminación propia. Algunos optan por desafiar las carreteras, conducir hasta Pensilvania o Connecticut y llevarse a casa algunos pequeños cohetes. Estas familias arriesgadas generalmente terminan encendiendo el jardín de su patio trasero o enfrentando una pequeña visita de la policía local (que, con toda honestidad, se vería muy bien para sus vecinos). Otras familias más tradicionales generalmente optan por ver algún tipo de exhibición de fuegos artificiales en un parque o lugar de eventos, aunque esto generalmente resulta en enfrentamientos incómodos con los habitantes de la ciudad o personas que nunca quisiste volver a ver en tu vida. Pero la elección es tuya: ¿encontrarte con gente que odias en público o potencialmente prendirte fuego en casa? Ambos son horribles, pero de cualquier manera, los fuegos artificiales están involucrados y hacen que todo sea más divertido.



5 superalimentos indios más comunes para incluir en su dieta

1. Makhana o Lotus Seeds

Las makhanas o semillas de loto, que son las semillas reventadas de las plantas de nenúfar, están ganando popularidad por sus beneficios para la salud y la pérdida de peso. Las bolitas infladas son bajas en grasas y son fuentes ricas en carbohidratos, proteínas y fibra, una combinación que es útil para perder peso y mejorar la digestión.

Las makhanas son una gran adición a las dietas deficientes en minerales, ya que contienen cantidades abundantes de magnesio, potasio, fósforo, hierro y zinc. Esto viene con una gran cantidad de beneficios para la salud, como una buena salud cardíaca, antienvejecimiento, reducción de la inflamación, control de la diabetes, alivio de la infertilidad y mantenimiento de riñones y bazo sanos.

Cuando los investigadores utilizaron nueces de zorro trituradas para sustituir la harina para todo uso para preparar galletas, encontraron que las galletas tenían menor contenido de humedad y grasa. La harina de nuez de zorro es una opción más saludable y sin gluten que la harina refinada y sus beneficios para la salud a largo plazo no pueden ser anulados.

¿Cómo incluir Makhana en tu dieta?

Las semillas de loto secas se pueden remojar durante la noche y agregar a sopas, ensaladas, curry y otros platos. Para bajar de peso, reemplace las papas fritas con makhanas asadas saludables, ya que son bajas en calorías y ayudan a saciar el hambre.

2. Ghee o mantequilla clarificada

Espera, ¿ghee? ¿No se supone que el ghee nos engorda?

Ghee se ha utilizado en Ayurveda durante más de mil años por sus propiedades terapéuticas. En la antigüedad, el ghee se usaba predominantemente como base para administrar remedios a base de hierbas para diversas dolencias.

Anteriormente se sospechaba que el ghee era una razón para el colesterol malo y los problemas cardíacos. Pero una extensa investigación científica indica que el consumo moderado de ghee no muestra ningún efecto nocivo en el corazón y los vasos sanguíneos.

Un estudio desconcertante sobre una población rural en la India mostró una prevalencia significativamente menor de enfermedad coronaria en los hombres que consumían mayores cantidades de ghee. Además, el consumo de ghee produjo mejoras significativas en pacientes con síntomas de psoriasis.

Estos resultados positivos de la investigación respaldan los efectos beneficiosos del ghee descritos en los antiguos textos ayurvédicos y lo hacen merecedor del codiciado título & # 8216superfood & # 8217.

¿Cómo incluir ghee en tu dieta?

1 o 2 cucharadas de ghee se considera una porción saludable para el día. Consumir 1 cucharada de ghee con el estómago vacío es calmante para el cuerpo y ayuda en el rejuvenecimiento y la curación de las células. Ghee también se puede agregar a su desayuno y comidas para aprovechar sus beneficios.

3. Amla o grosella espinosa

Al igual que Ghee, Amla es un jugador veterano en el espacio ayurvédico. La palabra Amla se deriva de la palabra sánscrita "amlaki" que significa "el sustentador".

Amla se utiliza en las dos fórmulas ayurvédicas más populares, "Triphala" y "Chyawanprash". Mientras que Triphala desintoxica y nutre el cuerpo, se sabe que Chyavanprash lo rejuvenece y fortalece. Amla es rica en vitamina C y otras vitaminas vitales que son importantes para nuestro sistema nervioso, sistema inmunológico, piel y cabello.

Un estudio interesante muestra cómo la amla puede ser beneficiosa para perder peso. Entre dos grupos de sujetos de prueba, a un grupo se le sirvieron 60 kCals de amla para el refrigerio de la noche y al otro grupo se le sirvieron dulces de las mismas calorías. Se observó que los sujetos que consumieron amla comieron menos comida por la noche en comparación con el grupo que consumió dulces.

¿Cómo incluir Amla en tu dieta?

Si no le importa la acidez, es mejor comerlos crudos. También puede agregar amla a ensaladas de frutas y cereales para que el sabor se mezcle bien. Otras opciones populares son los dulces de amla secados al sol, el jugo de amla, el encurtido de amla y la salsa picante.

4. Coco

La comida que está comúnmente disponible también es una que se deja de lado fácilmente. Coconut es un héroe olvidado que ha estado salvando silenciosamente millones de vidas en todo el mundo.

Un extracto de NDTV establece claramente la conexión entre el aceite de coco y la salud del corazón. Hasta la década de 1980, a pesar del gran consumo de coco, la tasa de enfermedades cardíacas en Sri Lanka era la más baja del mundo, es decir, solo 1 de cada 10,000 padecía una afección cardíaca. Durante la última década, las tasas de enfermedades cardíacas han aumentado a medida que el aceite de coco se reemplaza por aceite vegetal refinado.

Además de mejorar la salud del corazón, el coco mata las bacterias que causan enfermedades, ayuda a los diabéticos al disminuir la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo y estimula el metabolismo del cuerpo. Este superalimento también tiene el potencial de prevenir accidentes cerebrovasculares y trastornos cerebrales como el Alzheimer y el Parkinson.

¿Cómo incluir Cocos en tu dieta?

El agua de coco es una alternativa sabrosa y rica en nutrientes frente a las bebidas azucaradas. Intente reemplazar el azúcar refinada con azúcar de coco por sus beneficios para la salud. Se puede agregar leche de coco y aceite de coco virgen al curry y a los dulces. Otras opciones incluyen coco desecado (naariyal buraada), chips de coco y pastas para untar. Debería consumir productos a base de coco con moderación para mantener el recuento de calorías bajo control.

5. Mijos

Si está buscando una alternativa mejor a la quinua, el mijo es su mejor opción. Gracias al carro de los superalimentos, las personas ahora se están dando cuenta de los beneficios para la salud de estos granos que alguna vez se llamaron anticuados.

Reemplazar la harina refinada con harina de mijo mejora el sistema digestivo y lo mantiene lleno por más tiempo. Sorgham (Jowar), Finger Mijo (Ragi) y Pearl Millet (Bajra) están fácilmente disponibles en los supermercados y son mejores fuentes de nutrientes que el arroz y el trigo.

Los cultivos de mijo crecen en regiones con escasas precipitaciones porque necesitan menos agua. El cultivo es completamente orgánico ya que no requiere pesticidas ni fertilizantes para su sustento. Los mijos tienen una excelente vida útil y se pueden almacenar hasta dos años.

¿Cómo incluir mijo en tu dieta?

La harina de mijo se usa comúnmente para hacer rotis en varias partes del país. Cuando use harina refinada, intente reemplazar el 30% con harina de mijo para obtener beneficios adicionales para la salud. Los mijos también se pueden usar para hacer papilla de cereales, idli, dosas y upma.

Consumir una dieta bien equilibrada

Ningún alimento puede proporcionar todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita en la cantidad exacta que necesita. Por lo tanto, es mejor que comamos una combinación de alimentos saludables, todos los cuales se equilibran entre sí.

El título & # 8216superfoods & # 8217 puede hacer que algunas personas se concentren excesivamente en algunos alimentos específicos, cegándolos a otras opciones igualmente nutritivas que no son tan publicitadas.

Al llevar una dieta equilibrada, no solo obtenemos las vitaminas y minerales esenciales, sino que también evitamos comer demasiado o muy poco de un nutriente en particular. Es importante destacar que una variedad en nuestra dieta hace que nuestras comidas sean interesantes y sabrosas.


El gato & # x27s bigotes

El menú del gran restaurante nuevo de Rowley Leigh, Le Café Anglais, es el documento más atractivo que he visto en mi vida. No sería mentira decir que he pasado más tiempo soñando con eso que estudiando el folleto del hotel donde pasé mi luna de miel. Lo mismo ocurre con el nuevo catálogo de Navidad de Vogue y Lakeland. Es cierto que mi versión es un prototipo temprano, impreso para mí desde una máquina en el estudio de Leigh en su casa eduardiana en Shepherd's Bush, y desde entonces (esto es hace unas semanas, ahora) reescribiéndolo obsesivamente casi todos los días, tenga cuidado. : algunos detalles pueden haber cambiado. Pero los huesos de la misma, su alcance magníficamente refinado, su claridad desafiante, no vacilarán, excepto según la temporada. Como dice su amigo Simon Hopkinson, Leigh es uno de los mejores cocineros que tenemos: como yo, Hopkinson cruzaría Londres para comerse una de sus tortillas ('es el mejor fabricante de tortillas'). Si no fuera por estos platos, cruzaría el país. Más concretamente, me atrevería a desafiar a Whiteley's, el horrible centro comercial de Bayswater (donde se encuentra su nuevo restaurante) con su destartalado Starbucks, aire recirculado y escaleras mecánicas zumbando. Últimamente, cuando me imagino a Whiteley's, me encuentro pensando: ¡mmm! Jamón de Parma con ciruelas en escabeche! ¡Boudin de lucio con salsa de langosta!

De hecho, no tiene que cruzar el umbral de Whiteley para llegar a la encantadora sala Art Deco, anteriormente McDonald's, que alberga el restaurante. Tiene su propia entrada a nivel de calle. También tiene una barra larga, una cocina abierta, un asador gigante, ventanas enormes y un techo tan alto que los pájaros pequeños podrían volar por ahí y no molestar mucho a los sibaritas de abajo. ¿Y el menú? Oh, es inteligente: prescriptivo, pero no severo (aunque la lista de budines (fruta, helado, arroz con leche, yogur) puede ser un poco ascética para algunos). Lo mejor de todo es que, al igual que el restaurante que hizo famoso a Leigh, Kensington Place, tiene un precio razonable. Comienza con entremeses, a £ 3, o £ 8.50 por tres: caballa teriyaki, rillettes de conejo, buñuelos de salsifí y el regreso de un favorito de Kensington Place: pimiento rojo, anchoas y huevo mimosa (según Hopkinson, el ' perfecto equilibrio de sabores y texturas '). A partir de aquí, pasamos a platos más grandes: tartar de ternera, anguila ahumada, lucio boudin (a lo que digo una vez más: sí, por favor). Por último, platos principales: lenguado a la plancha, pollo asado, perdiz con col. Podrías tener el almuerzo perfecto por menos de £ 20: una tortilla con ceps y una guarnición de endivias rizadas te costará £ 9.50, lo que te dejará con cambio para una buena copa de vino.

En una fresca mañana de octubre, cuatro semanas antes del gran día de su inauguración, Leigh, con cierta indiferencia, me muestra los alrededores. 'Esta es la nevera, esto es para el caldo y esto. [metiendo la mano en un armario] es tu almuerzo '. Saca una bolsa de tela de Daunt's Books, que está llena de naranjas. Salimos a la calle y paramos un taxi que nos lleva a Shepherd's Bush y, en el camino, nos quejamos de varios chefs de televisión (acaba de rechazar un programa, demasiado ocupado y, creo, demasiado digno). Me encanta su manera: es bastante feroz y murmura, pero en el buen sentido es el tipo de hombre que anhelas hacer reír solo para ver su rostro transformarse (cuando sonríe, se ve increíblemente juvenil). ¿Está nervioso por el nuevo restaurante? ¿Emocionado? "En realidad no", dice, con una especie de suspiro. Más tarde, sin embargo, después de un par de vasos de borgoña, admite que tiene una ansiedad. No tiene sentido estar demasiado nervioso, pero supongo que me preocupa haber perdido el control en términos de mi tono, en términos de saber lo que la gente quiere. Solía ​​ser que lo que me gustaba era lo que le gustaba a otras personas. Pero tengo a este tipo trabajando para mí, y siempre me dice lo que quieren los "jóvenes". ¡Una lista de cócteles! Bueno, no quiero que esté lleno de gilipollas eligiendo cócteles. Soy un proselitista. Quiero decir: esto es lo bueno. No los cocteleros tontos que mezclan bebidas que desapruebo. Uno de mis socios dijo una vez: [el gusto] es completamente subjetivo. No lo es, me temo. Creo que hay algo que se llama buen gusto. “¡Pero tal vez la gente no quiera comer lucio!” Pone una tímida voz de anciana. '¡Ooh, lucio!'

Leigh vive con su segunda esposa, Kate Chancellor (ella es la hermana de Anna Chancellor, el actor), su hijo, Sidney, y los dos hijos de Kate de su primer matrimonio (él también tiene dos hijas mayores de su primer matrimonio), en una calle suburbana que sale directamente de Harry Potter, lo cual es inesperado, aunque no tengo idea de por qué. Es muy cómodo y vivido, aunque no me gusta el siniestro gato autodidacta que sigue abriendo el cajón donde se guarda la comida y simplemente se sirve (cuanto más vino bebo, más espero que se dé la vuelta y hable). ). Leigh arroja a su guardián sobre la mesa y se pone a preparar nuestro almuerzo. ¿Le advirtieron que me pongo desagradable si no me alimentan? Aparentemente no. Pero le resulta desconcertante que un chef se encuentre con alguien a la hora del almuerzo y luego no le ofrezca algo de comer: "Es una señal de que están separados de lo que hacen". Leigh no es ajeno a lo que hace, por eso, además de un brillante chef de restaurante, es un gran escritor de recetas (tiene una columna en el Financial Times, y ha escrito dos libros, uno de los cuales se llama No Place Like Home, un título que lo dice todo, de verdad). De todos modos, la verdad es que le gusta almorzar. En los meses transcurridos desde que dejó Kensington Place, ha guardado muchos almuerzos.

Para empezar, tenemos lo más barato de su nueva carta: espaguetis cacio e pepe. Es uno de esos platos ultra simples que nunca tendría el coraje de cocinar para otra persona con el argumento de que podría parecer que soy a) muy pobre yb) no lo intento. Se blanquea la pasta en agua hirviendo, se escurre y luego, en una sartén, se sigue cocinando con los cucharones del agua con almidón, como si se estuviera haciendo un risotto. Esto le da una calidad cremosa. Luego agrega ocho toneladas de pecorino y una carga de pimienta recién molida y, ¡listo! - estás en el paraíso de los carbohidratos. Todas las mejores recetas tienen la menor cantidad de ingredientes, dice. "El primer plato que aprendí a cocinar en Le Gavroche fue la sopa de berros: berros, patatas, sal, pimienta". Luego tenemos salmonete sobre una ensalada de hinojo y naranja. Es completamente delicioso. A mitad de camino, su esposa entra y comienza a contarme sobre la dieta que está haciendo y cuánto peso ha perdido. "Te ves diminuto para mí", le digo. Tengo la boca tan llena que apenas puedo pronunciar las palabras si estuviera casado con Leigh, sería del tamaño de un bungalow. ¿Ella cocina? "Hace budines", dice Rowley, con la boca también llena. 'Algo así como. ' ella dice. 'Yo hice. Ahora, ni siquiera ayudo. Si lo está haciendo, lo está haciendo. Ni siquiera pelo las patatas. Soy un poco. nervioso con él ahora. Sigo preguntándole cosas. Incluso si solo está en algún lugar de la casa, simplemente no puedo hacerlo. Estoy paralizado '.

Kate se ha acostumbrado a tenerlo cerca durante los últimos 10 meses, y le preocupa que esté a punto de empezar a trabajar 'duro' de nuevo, volver a casa en las primeras horas y marcharse de nuevo al amanecer. Rowley, sin embargo, cree que no se preocupa por nada. Por un lado, solo está en la cocina alrededor de un tercio del tiempo que está en el restaurante por otro, no es más difícil que cualquier otro trabajo. Todavía tienes que estar despierto, hagas lo que hagas, moviéndote. No es necesariamente más difícil '. ¿Estará ansioso por las revisiones? Restaurants being as hyped as they are these days, the critics tend to lock on to establishments whose chefs have serious form - and Leigh has serious form - like ferrets on to a rabbit's ankle. 'No, not really,' he says. 'They can make you, but I don't think they can break you.' But this is not to say that he doesn't care. He disappears, and I can hear him truffling around in his study. When he returns, he has a faded copy of Jonathan Meades's original review of Kensington Place in the Times (it opened its wholly welcoming doors in 1987): 'This is the place, and about time, too,' wrote Meades, who knows his stuff and is kind of a tough guy to please. 'I went to King's Cross at midnight to get the paper the day it was coming out,' says Leigh. 'Now, that's a nice review. It's the best review anyone ever got from him.'

When Kensington Place opened, it was properly thrilling no PR could have created a buzz like it. The restaurant was vast for its day - 100 covers - and very noisy, but the food was serious and, more crucially, affordable (previously, in order to eat good food, you had to sell your car first, which was why fine dining was the preserve of noisy expense-account types from the City and advertising). It was a restaurant moment. 'Oh, yes, it was exciting,' says Simon Hopkinson (his own restaurant, Bibendum, opened the same week). 'It was more democratic than us - we were a bit more luxurious - but his prices just felt so right, and you knew that he'd really thought about every dish.' Leigh invented, or at least popularised, what came to be known as Modern British Cooking, a few of his dishes - foie gras with sweetcorn pancake, scallops with pea purée - becoming London classics in the process (though Leigh has since gone off them both: 'I used to have the scallops on their own,' he says. 'The pea purée was too sweet.'). He says that he felt as if there was nothing that he couldn't put on the menu, and that this was hugely liberating. Did he feel like a revolutionary? 'Yes! And it really was!' A generation of giant restaurants followed in his wake, including those of Terence Conran. 'He was in every night taking notes, though he'd never admit it. He has to invent everything himself, even the chair.'

But all good things come to an end. He left KP 10 months ago (his share in it, now sold, was 12.5 per cent), and felt strangely unmoved by his departure. 'In a sense it was just time [to go], but I also felt that it was declining, and that I was going to be dragged down with it. The funny thing is, though I really did love the place, I didn't feel a thing. When it came to goodbye dinners and my last service, I just wanted to get it over with, actually - and I am a sentimental person, usually. I'd already left, I suppose. It was a long, slow process.' Isn't it daunting, though, starting all over again? Wouldn't he prefer to have a more proprietorial role this time around (his new partner is restaurateur Charlie McVeigh)? 'Well, I will be on the stove less. But I'm no good at just hanging around. If I wasn't engaged, I'd probably just bugger off and have a game of golf. I need to be part of it.' Besides, he still has what you might call missionary zeal. His new menu 'forces the customer into being a bit more active in choosing his food', and he admits that, in the two decades since KP opened, things have not moved on in Britain food-wise as much as he would have liked. We run through some of my favourite restaurants, and he coolly dismisses pretty much of all them: 'derivative' 'not good enough' 'cynical, isn't it?' 'it's trying too hard' 'the food doesn't make me think'.

Finally, he says: 'Where do you go for a decent steak? There's nowhere. That tells you something about England.' He had hoped that the rise of gastropubs might be a good thing, but it was not to be. 'Sloppy, self-indulgent food that's always too sweet.' As for home cooking, the number of books we all buy has no bearing on anything. 'There used to be lots of really good food shops in Soho. There aren't now. It's such a class thing. Food is the main way the middle classes articulate themselves. It's all status. The working classes buy a Porsche, the middle classes go to Waitrose and buy organic bread.' Uh oh. Don't get him started on organics. 'It's complete nonsense. What's the point of watching bugs crawl all over your vegetables?' He was recently in Stow-on-the-Wold, where he saw a sign that said: 'We now sell organic pet food'. Good grief! he thought. The world really has gone mad. I presume that the autodidact cat is also clever enough to be content with non-organic treats.

Were his parents cooks? 'My father certainly wasn't. He hated my mother's cooking. She did courgettes and avocados and things that he thought were dreadful foreign muck.' He was the third of four children his mother was Irish by way of Manchester, his father was half-Jewish and Welsh (I think it's all quite complicated). His parents went into business together, not terribly successfully, importing linen, and then, later, his father travelled the country selling blankets. When Leigh was 21, however, they bought a farm on the Kent/Sussex border, and he later worked for them there, which was 'not a very good idea'. He was a rebellious boy right from the start, though he has no idea why: 'I don't know what I was kicking against, because my parents were incredibly indulgent and nice.' Perhaps he was bored? He laughs. At any rate, he hated his boarding school, Clifton College, and he tried to run away and was also expelled. But this, and the fact that he passed only four O-levels, didn't stop him from winning an exhibition to Cambridge to read English. Unfortunately, this wasn't a success either. 'I thought that I'd be challenged because I was quite clever at school, but I wasn't. The English department was dreadful. The Leavisites had been thrown out and a bunch of mediocrities had taken over.' He got in with a 'political set'. So he used to sell Socialist Worker? 'Oh, I was further to the left than that. I was very, very Bolshie. I read the Situationists [the Situationist International was a group of avant-garde Marxist agitators]. I had a lilac boiler suit.' He goes off to find me a photograph of himself. Taken in 1973, he has Lennon specs and his lip is curled in a half-hearted snarl.

He didn't get his degree and, after the stint on his parents' farm, he moved to London where he tried to write an 'intellectual murder mystery'. But he rapidly ran out of money, which is how he came to get a job as a hamburger chef at the Rock Garden and this, he loved, for all that it was supposed only to be a stop-gap: 'The compulsiveness, the theatricality, the excitement. I think I have ADHD. I find it terribly hard to sit down and write.' When his chef at the Rock Garden left and re-emerged at Joe Allen, he followed him (this is where he learned to make omelettes) and then, one day, he saw an advert for the restaurant that the Roux brothers then ran in the City. He answered it and was told that he had the job until they saw his CV, at which point, he was told that there were no jobs available. 'I said that I'd given my notice, so they went: "Oh, all right then", and I started work, but of course I was winging it: these guys all had a [culinary] grammar, and I didn't know it.' He was soon fired after he 'went down like a sack of shit', but he argued his case with Albert Roux, said it wasn't about the money, that he just wanted to learn, and he was back in. He worked for the brothers for the next four years, finally becoming head chef at the City restaurant. 'It was lunchtimes only, Monday to Friday. But I was obsessive: in at six, spent all my evenings reading cook books. At the weekends, I moonlighted at 192 [in Notting Hill, alongside his Cambridge contemporary, Alastair Little]. It was a monkish existence, really.' When he was first approached about Kensington Place, he ummed and aahed for ages, but he had his vision - for a new kind of brasserie - and when he was finally offered his own share, he jumped. It's a decision that, through all the many ups and downs, he has never regretted.


Okay, some houses were a pizza roll house, while others were a bagel bite house. You can't really have both, but you absolutely had at least one. These pizza-inspired treats didn't hide their fillings, but they were all still so good.

Even though they were more of an open-faced situation, somehow they could still have frozen centers? I don't know, maybe it was just our oven, but burning outsides with still frozen centers has been the tragic tale of a lot of my Bagel Bite experience.


Stop Hating Jeff Koons

Why “Rabbit,” the perfect art for the roaring mid-80s, continues to speak to us.

Jeff Koons is back on top, if on top means holding the highest auction price for a living artist, as hyped by the auction house responsible. Mr. Koons’s 1986 “Rabbit,” a precise stainless steel copy of a plastic inflatable toy — mirror-smooth yet with seams and puckers — sold Wednesday night at Christie’s Post-War and Contemporary Art sale for $91.1 million, the highlight of New York’s buoyant spring auctions.

It broke the record set last fall when Christie’s auctioned David Hockney’s “Portrait of an Artist (Pool With Two Figures)” — a 1972 painting the size of a small mural — for $90.3 million. But let’s get real. The hammer price for both works was actually $80 million. The “Rabbit” inched ahead by a whisker — about $762,500 — because of a twist of fate: Christie’s increased the fees buyers pay on Feb. 1. The difference was simply a matter of auction house profit-seeking. It recalls the soaring home-run statistics from baseball’s “steroid era” before testing for performance enhancing drugs became routine. The price should have an asterisk or footnote — something that says, hey, the final bids on these two art works were exactly the same. It was a tie.

Mr. Koons, who is 64, set his first living-artist auction record in 2013, when his “Balloon Dog (Orange)” sold for $58.4 million, also at Christie’s. Then came a precipitous drop: The artist’s big painted aluminum “Play-Doh” went for $22.8 million in 2014. Unlike “Play-Doh,” the “Rabbit,” made in 1986, has been with us over three decades, alternately loved and hated. Some of its most fervent admirers see it as the perfect work of art for its moment, the roaring mid-1980s. I don’t disagree. I also think it continues to speak to us.

Imagen

Mr. Koons is a lightning rod, and has been for some time. It is fashionable and easy to hate his work. In certain quarters of the art world it seems to be required — collectors, many dealers and museum curators excepted. Its badness is a foregone conclusion, but so was that of David Hockney a decade or two ago, when many people saw his work as lightweight, and the late work of Picasso was also viewed with disdain. (It’s fashionable for the art world young to dismiss Picasso entirely, which, if you want to be an artist, is sort of like cutting off one of your legs and not admitting what the other one is standing on.) The hate is more vehement these days because there is so much hate all around us, so many problems to assign blame for and so much pain and desperation.

Auction prices are one symptom of the mess that this country, like much of the world, is in. Many of the rich like to spend their surplus income as ostentatiously and competitively as possible. And this is probably not going to change until the bottom falls out or fairer taxes greatly reduce income inequality, and the economy, the art world included, restructures itself.

But regarding Mr. Koons, a few points seem irrefutable.

He changed sculpture, bringing together Pop, Minimalism and Duchamp in a new way, partly by opening the medium to its own history and reviving it with different materials and artisanal techniques, both traditional and new. His sculptures, which are either found-object ready-mades (like his works using Hoover vacuum cleaners) or remade ready-mades (like the Balloon Dogs), can conflate Brancusi with inflatable toys and camp up Bernini, as he did with the shiny chartreuse “Pluto and Proserpina,” which also functions as a planter.

He changed the way we see the world, elevating overlooked objects, like inflatables — sometimes giving them a startling, disturbing gravity, and other times just making them bigger, not better. The sexy “Balloon Dogs” are better than any of the other balloon sculptures his 43-foot-tall flower-coated “Puppy” is better than the giant topiary “Split-Rocker,” which combines the halves of a toy pony and a toy dinosaur.

He brought color into sculpture with a new fierceness and complexity that made his objects irresistible, giving them the allure of painting and also of decorative objects. He challenges us: Can shiny be art? It is with Sherrie Levine, so why not Mr. Koons?

Finally, Mr. Koons’s art has proved resistant to easy absorption into art history. We’re still fighting about him. His pieces can be obnoxious, offensive and he’s always trying new stuff (like those planters) that unsettles and invites reassessment.

The beauty of even his best works elicits a visceral, embarrassing object lust. Liking them can feel creepy. Perhaps that is why, when he actually portrays lust, as in the pornographic sculptures he made with his first wife, they fall so flat.

Mr. Koons’s sculptures have always been covetable commodities as well as comments on commodification. But the strongest works imprint themselves on our visual memories with a striking if uneasy singleness. The various curved forms of the “Rabbit” — head, torso and legs — function as a cascade of convex mirrors. Often compared to an astronaut, the creature is at once alien and cute, weirdly sinister and innocent, weightless and yet armored. The idea that something is inside, or nothing is, is equally disturbing. “Rabbit” is intractable, a little warrior, yet it also vanishes into its reflections, which are full of us looking at it.

Money is always around art, but it has nothing to do with the making of art, the cherishing of art or the wisdom of it. With the stratospheric prices a Koons or Hockney commands, the market tries to reduce art to dollar signs, and it frequently succeeds. Mr. Koons’s “Rabbit” and the Balloon Dog sculptures are stubbornly resistant to such tarnish, laughing it off with their beauty, mystery and familiarity.