Pie de manzana

En un bol tamizar la harina, hacer un agujero y agregar la levadura y la taza de agua caliente. Dejar reposar unos 10 minutos, y luego, con el resto de ingredientes, amasar la masa y dejar leudar en un lugar alejado de las corrientes de aire frío.

Mientras tanto, pelar las manzanas y el lomo, pasarlas por un rallador y dejarlas en un colador para que escurra el jugo formado.

Cuando la masa haya subido lo suficiente la dividimos en dos mitades, cuidando de guardar por separado un pequeño trozo de masa que usaremos al final. De cada mitad de la masa, extender una hoja de tarta, rellénela con parte de la cantidad de manzana rallada, mezclada con azúcar y canela, enróllela y colóquela en una bandeja estrecha (yo usé tarta). Haz lo mismo con la segunda mitad de la masa. Del restante, extendimos una hoja pequeña, la cortamos en tiras de aproximadamente un cm de ancho, y las colocamos de un lugar a otro sobre las tartas preparadas. Mételas en el horno hasta que estén bien doradas, úntalas con huevo batido junto con el yogur y déjalas por unos 10-15 minutos. El pastel se enfría gradualmente en el horno. ¡Lo servimos con gusto!